Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy pide extraer lecciones de las crisis latinoamericanas

Los Reyes, los Príncipes de Asturias y Rajoy reciben a las delegaciones en el Oratorio de San Felipe NeriEfe

El jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, ha subrayado en el arranque de la XXII Cumbre Iberoamericana de Cádiz las lecciones que "España y Europa" pueden extraer de la conocida como "década pérdida" en América Latina, la sucesión de crisis económicas que la región padeció a lo largo de los 80. Por su parte, el Rey ha urgido a sus socios iberoamericanos a que hablen "con una sola voz" en el escenario internacional porque será así como podrán hacer valer su peso en el mundo.

En su discurso en la inauguración de la Cumbre, Rajoy ha destacado cómo el subcontinente supo transformar esa "vieja década perdida en la actual década de prosperidad". Un "éxito" que fue el resultado de "la determinación, el esfuerzo, la paciencia, y la combinación de la austeridad con políticas propias de crecimiento y de cohesión social", ha afirmado.
A pesar de la crisis de deudas soberanas que atraviesa la 'eurozona', Rajoy ha remarcado que Europa es hoy "una oportunidad para América Latina", pues sigue representando "la mayor área de prosperidad del mundo" y España, "la plataforma más cercana para acceder a ella".
Por tanto, "más América Latina en Europa y en España es una receta imbatible para afrontar los actuales desafíos", ha zanjado.
Inauguración del Rey
El Rey ha urgido a sus socios iberoamericanos a que hablen "con una sola voz" en el escenario internacional porque será así como podrán hacer valer su peso en el mundo.
"En este mundo interdependiente tenemos que estar preparados para hacernos oír con una sola voz, una voz que sea reconocible por todos y que nos permita hacer valer el peso que nuestra Comunidad debe tener", ha subrayado Don Juan Carlos en la inauguración de la XXII Cumbre Iberoamericana que reúne a los países de América Latina, con España, Portugal y Andorra.
"Necesitamos más Iberoamérica", ha manifestado de manera rotunda el jefe del Estado, que ha animado al resto de sus colegas de la región a concertarse y conocerse "más y mejor", y a "seguir explorando y poniendo en práctica nuevas formas de trabajo conjunto, profundizando" en la cooperación y "escuchando" a los ciudadanos.
El Rey ha elogiado la labor que diputados españoles y americanos llevaron a cabo hace 200 años en esta misma ciudad de Cádiz donde se debatió y promulgó la Constitución de 1812, una hazaña que ha puesto como ejemplo de lo que los ciudadanos de un lado y otro del Océano Atlántico pueden hacer "trabajando y soñando juntos".
Entre los retos que tiene por delante la región, Don Juan Carlos se ha referido a la necesidad de "llevar más Europa a Iberoamérica y más Iberoamérica a Europa".
Justo antes de el Rey ha intervenido el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, quien se ha remontado a 1812 para hacer un paralelismo entre aquella reunión entre españoles y americanos, y la que hoy celebran sus sucesores congregados en torno a la actual Comunidad Iberoamericana de Naciones.
En 1812, ha señalado, los diputados que debatieron 'La Pepa' se reunieron "con la convicción de que trabajaban por un mundo en cambio". Hoy los líderes iberoamericanos se reúnen en Cádiz "con una convicción similar", en opinión de Iglesias, pues el mundo está cambiando y "reclama liderazgos inspirados para sentar las bases de un nuevo orden internacional".
La ceremonia de inauguración se ha celebrado en el Oratorio de San Felipe Neri de Cádiz que , además de su interés arquitectónico y artístico, tiene especial significado histórico a nivel nacional por haber sido sede de las Cortes Generales que crearon la primera Constitución moderna española en 1812, conocida en la ciudad como 'La Pepa' al promulgarse el día 19 de marzo festividad de San José.