Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey reaparece con una muleta en el Día de las Fuerzas Armadas en Valladolid

El Rey desfile militarcuatro.com

El ministro de Defensa destaca la "muestra de solidaridad" de las Fuerzas Armadas para salir de la crisis

El Rey ha reaparecido en público este sábado en Valladolid después de su operación de cadera el pasado mes de abril motivada por una caída en Botsuana. Don Juan Carlos ha llegado en coche hasta el centro de la Plaza Mayor y ha accedido con ayuda de una muleta a la tribuna presidencial, mientras recibía aplausos de los ciudadanos que asistirán al acto central por el Día de las Fuerzas Armadas.
El Rey ha hecho su entrada en la Plaza Mayor a las 12.00 horas, acompañado por la Reina y por los Príncipes de Asturias. Previamente llegaron los ministros de Defensa, Pedro Morenés, e Interior, Jorge Fernández, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, y la cúpula militar, encabezada por el jefe del Estado Mayor de la Defensa, el almirante Fernando García Sánchez.
La "rapidísima" recuperación tras la intervención quirúrgica, en palabras de Zarzuela, ha permitido al monarca asistir a esta celebración, aunque se han introducido cambios en la organización del evento militar. Por ello, no ha pasado revista a la fuerza y ha accedido por una rampa a la tribuna presidencia, donde ha recibido honores militares.
La llegada de los Reyes y de los Príncipes, que no ha sido anunciada por megafonía, ha sido recibida con aplausos por los aproximadamente 3.000 vallisoletanos que se ha congregado en la Plaza Mayor, muchos de ellos desde primera hora de la mañana, una espera que ha hecho más fácil la agradable temperatura. El público también ha ocupado algunos de los balcones de la plaza, engalanados con banderas de España, que también han hecho ondear muchos de los asistentes.
El acto ha comenzado con el salto de dos cabos primero de la Patrulla Acrobática de Paracaidismo del Ejército del Aire (PAPEA), uno de ellos vallisoletano, que han portado la gran enseña nacional -de 39 metros cuadrados y 15 kilos de peso-- que ha sido izada y homenajeada mientras suene el himno.
Posteriormente, ha tenido lugar el homenaje a los militares que murieron en acto de servicio durante 2011, al que se ha invitado a los familiares de los miembros de las Fuerzas Armadas fallecidos. La celebración finalizará con una pasada de la patrulla Aguila, que dibujará en el cielo los colores de la bandera.
Morenés destaca la solidaridad de las Fuerzas Armadas
El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha resaltado la "muestra de solidaridad" de las Fuerzas Armadas en los últimos años para salir de la crisis, entre las que incluye la "limitada" inversión en este cuerpo y los recortes para el Día de las Fuerzas Armadas este año.
En una entrevista concedida a TVE, Morenés ha asegurado que "existe desconocimiento" respecto a la situación de las Fuerzas Armadas, a pesar de ser "un instrumento fundamental de la seguridad" en España.
"Generalmente nadie se interesa en cuál es la verdadera inversión de España en las Fuerzas Armadas, que históricamente es limitada y particularmente desde 2008, y eso nos lleva a la situación de creer que esto es un pozo sin fondo", ha señalado.
En este sentido, ha reiterado que, para la celebración de hoy, Defensa ha recortado hasta un 80% en gastos respecto al año anterior, además de apuntar "el acto de solidaridad" de las tropas al aceptar la retirada de las "subvenciones" de las comidas, entre otros ejemplos para "arrimar el hombro".
Por último, ha adelantado que España seguirá hablando con Francia e Italia para decidir cuál será el contingente que permanezca en Líbano --de 191 militares españoles este año--, mientras que ha apuntado el "compromiso" del país para cumplir lo acordado respecto a Afganistán.