Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey confía en que el dialogo sobre Gibraltar permita una "fórmula aceptable para todos"

Lamenta el Brexit e insta a los dos Gobiernos a dar certidumbre a los ciudadanos afectados El Rey Felipe VI ha afirmado en un discurso ante el Parlamento británico, que confía en que el "diálogo y el esfuerzo" entre los Gobiernos de Madrid y Londres sobre el contencioso de Gibraltar permitirá avanzar hacia "fórmulas que sean aceptables para todos los implicados".

El Rey Felipe VI ha afirmado este miércoles, en un discurso ante el Parlamento británico, que confía en que el "diálogo y el esfuerzo" entre los Gobiernos de Madrid y Londres sobre el contencioso de Gibraltar permitirá avanzar hacia "fórmulas que sean aceptables para todos los implicados".
En el acto de más trascendencia política de su visita de Estado a Reino Unido, Don Felipe ha hecho un repaso por las estrechas relaciones entre los dos países y entre las dos monarquías y ha reconocido que durante esa historia "rica y fructífera ha habido alejamientos, rivalidades y disputas", pero que la labor de los gobiernos y los ciudadanos ha conseguido "dejarlos en el pasado".
En ese punto, ha añadido: "Estoy convencido de que esta determinación para resolver nuestras diferencias será aún mayor en el caso de Gibraltar, y confío en que a través del diálogo y el esfuerzo necesarios nuestros dos gobiernos serán capaces de trabajar por fórmulas que sean aceptables para todos los implicados".
Don Felipe no ha evitado el único contencioso que separa a España y Reino Unido en su discurso ante las dos Cámaras de Parlamento británico, reunidas en la Royal Gallery del Palacio de Westminster. También lo mencionó su padre, Juan Carlos I, cuando se dirigió al Parlamento en 1986.
También se ha referido al que es el telón de fondo de esta visita, la próxima salida de Reino Unido de la UE. El pueblo británico, ha dicho, tomó esa decisión de acuerdo con su soberanía y su ley, así que ha dejado claro que la respeta aunque, ha añadido, también le "entristece".
Eso sí, ha dejado claro que, en este contexto, lo principal es tener en cuenta a los miles de británicos que viven en España y los miles de españoles en Reino Unido, que tienen "una expectativa legítima de condiciones de vida estables y decentes". "Por lo tanto, insto a los dos Gobiernos a seguir trabajando para asegurar que el acuerdo de retirada de Reino Unido ofrece suficiente seguridad y certidumbre", ha remachado.
El jefe de Estado también ha tenido palabras de elogio para la "admirable" Isabel II y ha destacado que el propio Parlamento es "símbolo del compromiso británico con la causa de la libertad".
En ese contexto ha dejado claros la solidaridad y el afecto de España por las victimas del terrorismo y ha tenido un recuerdo específico para el español Ignacio Echeverría, fallecido en el atentado del 3 de junio, así como para la diputada laborista Jo Cox, "salvajemente asesinada hace un año" y el policía Keith Palmer, apuñalado cerca del Parlamento en el atentado de marzo.