Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey siguió por televisión el desfile militar y el discurso del Príncipe

Rajoy defiende a Montoro: Es un "gran ministro de Hacienda" en un momento "que no es fácil"Informativos Telecinco

El Rey siguió por televisión el desfile militar y el posterior discurso del Príncipe en el Palacio Real, en el primer año que se ha ausentado de los actos conmemorativos de la Fiesta Nacional.

Un portavoz del Palacio de la Zarzuela ha confirmado que Don Juan Carlos ha podido ver por televisión los actos.
El jefe del Estado fue quien pidió al Príncipe que leyese en su nombre en la recepción en el Palacio Real un discurso en el que el Heredero de la Corona ha llamado a los españoles a celebrar hoy "lo que nos une".
Don Felipe ha instado además a "reafirmar", en este 12 de octubre, "nuestro compromiso con un futuro compartido de concordia y progreso".
Este ha sido el primer año que el Rey no participa en los actos conmemorativos de la Fiesta Nacional, ya que sigue convaleciente de su última operación de cadera.
Don Felipe ha comentado a un grupo de periodistas durante la recepción que su padre está haciendo lo que debe, que es recuperarse para su próxima operación en noviembre, en la que le reemplazarán la prótesis temporal de su cadera izquierda por una definitiva.
También en conversación informal con la prensa, la Reina ha informado de que el Rey se encuentra bien y muy contento con el doctor Miguel Cabanela, que supervisa desde EEUU su recuperación.
Preguntada por cómo había encontrado a su hijo presidiendo por vez primera el desfile del 12 de octubre exclamó: "¡Muy guapo! En esto no voy a ser modesta". Ni Doña Sofía ni la Infanta Elena acudieron este año al desfile, pero se unieron a los Príncipes en el Palacio Real para la recepción.