Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Príncipe de Asturias: "Reitero mi empeño de dedicar todas mis fuerzas a la tarea de seguir sirviendo a España"

Tras la abdicación del rey Juan Carlos la Casa Real intenta mantener la normalidad y, tanto el Monarca como el príncipe de Asturias, siguen con sus agendas oficiales. Aunque aún no ha fecha oficial se prevé que la proclamación de Felipe VI como rey de España sea el próximo 18 de junio y, mientras llega el momento, los príncipes de Asturias han presidido la ceremonia de entrega del Premio Príncipe de Viana de la Cultura 2014 al historiador capuchino Tarsicio de Azcona, su primer acto oficial juntos desde que se conoció la abdicación del Monarca. Don Felipe ha aprovechado su primer discurso tras el anuncio del Rey para "reiterar mi empeño y convicción de dedicar todas mis fuerzas con esperanza e ilusión a la apasionante tarea de seguir sirviendo a mi querida España".

El heredero y la princesa Letizia han presidido en el monasterio navarro de Leyre la ceremonia de entrega del premio, al historiador y sacerdote Tarsicio de Azcona que ha comenzado con la intervención de la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina. "Afrontamos una época histórica de importantes retos en la que es fundamental la estabilidad institucional", ha destacado Barcina.
En su primer discurso tras la renuncia del Rey Juan Carlos al trono, el Príncipe de Asturias ha agradecido “la hospitalidad y las palabras llenas de afecto”. “Esta es una cita muy anhelada y querida”, ha continuado, “pero este día tiene una significación especial, con el permiso del padre Tarisico, después de que el Rey anunciara su decisión de abdicar de manera que las circunstancias llevan a que mis primeras palabras sean aquí”.
“Permitirme que respete el procedimiento parlamentario iniciado y me limite a reiterar mi empeño y convicción de dedicar todas mis fuerzas con esperanza e ilusión de seguir sirviendo a los españoles, a nuestra querida España: una Nación, una comunidad social y política unida y diversa que hunde sus raíces en una historia milenaria", ha dicho.
El Príncipe Felipe ha llamado a instituciones, agentes sociales y económicos, entidades y ciudadanos a anteponer el bien común a sus intereses particulares para superar la crisis que atraviesa el país y para "ampliar el campo de esperanza que se abre ante nosotros" y ha hecho una apelación a conocer y aprender del pasado porque "favorece que las sociedades avancen con paso firme hacia el futuro".
"LA PRÓXIMA PRINCESA DE VIANA"
Durante su intervención, Don Felipe ha destacado que siente "muy cerca la realidad de esta Comunidad foral, pues con su futuro estoy, junto a mi familia, plenamente comprometido". "En ese futuro también tendrá su lugar la próxima Princesa de Viana...", ha señalado, en referencia a la infanta Leonor, que ostentará el título de Princesa de Asturias y de Viana.
Por otra parte, al hilo de la "alta consideración hacia la historia" que entraña el Premio Príncipe de Viana, Don Felipe ha señalado que "puede afirmarse que el mejor conocimiento del pasado favorece que las sociedades avancen con paso firme hacia el futuro, del mismo modo que los árboles precisan de recias raíces afianzadas en la tierra para poder crece con más fuerza".
Según Don Felipe, "nada mejor para sentir la base sólida de la historia que un lugar como este admirable monasterio, donde reposan los restos de los primeros Reyes de Navarra, a quienes cada año tributamos un homenaje de reconocimiento".
El Príncipe ha tenido palabras de reconocimiento para el premiado, el historiador capuchino Tarsicio de Azcona, de quien ha destacado que es "un historiador completo que se ha valido de su gran experiencia docente para exponer de forma clara y atractiva las averiguaciones y conclusiones a las que ha llegado tras un estudio intenso de fuentes documentales originales".
Don Felipe ha destacado que el padre Tarsicio "ha obsequiado a sus paisanos navarros y más particularmente a los de su valle natal de Yerri y su pueblo de Azcona - cuyo nombre porta siempre con orgullo-, con estudios minuciosos y brillantes de su historia, de la forma de vivir de sus antepasados y de sus costumbres y usos mantenidos en el tiempo".
PADRE TARSICIO: "AUGURO LOS MAYORES ACIERTOS"
El historiador Tarsicio de Azcona ha recibido el premio de manos de el príncipe de Asturias. El sacerdote ha agradecido el premio a los príncipes de Asturias a los que "auguro los mayores aciertos en su difícil y honrosa tarea de reinar en España".
"He sido feliz en la docencia y en la investigación y en ambos campos me he atenido a situar los hechos y entenderlos genéticamente en sus contextos, la historia es imparable y la hacemos entre todos nosotros", ha culminado.
Este año se cumple la XXV edición del premio, por lo que han sido invitados también los galardonados en años anteriores, y se ha descubierto una placa conmemorativa.
Tras la conclusión de la entrega del premio, los Príncipes de Asturias y de Viana, junto a los miembros del Gobierno de Navarra y los presidentes de la Comunidad foral y del Parlamento, se han trasladado a la iglesia abacial, en donde han asistido a la inauguración de órgano, recientemente restaurado, y han participado en el Homenaje a los Reyes de Navarra.
El Rey Juan Carlos entrega el premio Reino de España a la Trayectoria Empresarial
EL REY CON LOS EMPRESARIOS
El Rey Juan Carlos también ha seguido con su agenda oficial con total normalidad. El Monarca ha entregado el premio Reino de España a la Trayectoria Empresarial a Enrique de Sendagorta, presidente de honor y fundador de SENER. Durante su discurso, primero tras conocerse la abdicación, ha mostrado su preocupación por el paro juvenil y ha destacado "el servicio de los empresarios al conjunto de la sociedad que se concreta en la creación de puestos de trabajo y la generación de riqueza"
"La falta de trabajo es una de las grandes preocupaciones de los españoles", ha continuado, "y uno de los principales retos de nuestro país, el paro condiciona su presente y lastra su futuro a la juventud y la labor de los empresarios es fundamental" a la hora de superarlo.
El acto ha terminado con una cerrada ovación al Rey que ha agradecido el apoyo y las muestras de cariño visiblemente emocionado.