Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Resumen) Iceta busca relanzar el PSC para volver a ser "útil" y reforzar el vínculo con el PSOE

La nueva Ejecutiva tendrá a Ros, Marín, Parlon, Granados, Moret e Illa como referentes
El PSC ha culminado este domingo el XIII congreso del partido con la ratificación de Miquel Iceta como primer secretario, el alumbramiento de una nueva dirección Ejecutiva y el convencimiento de que el partido debe relanzarse para liderar la lucha social, abanderar el espacio catalanista no independentista y reforzar la hermandad con el PSOE.
Iceta ha insistido en todos sus discursos en la necesidad de lograr que el partido vuelva a ser "útil" para los ciudadanos tras años de pérdida de votos y representación territorial, y por ello ha llamado a pasar a la acción e impulsar "un reagrupamiento socialista" que priorice pactos de izquierdas en el Parlament y el Congreso.
Esto implicará trabajar codo con codo con el espacio político de los 'comunes' liderados por Ada Colau en todos aquellos aspectos clave para mejorar la vida de los ciudadanos: ahora bien, no coincidirán con ellos en la defensa de un referéndum de independencia, pues la apuesta nítida de los socialistas es la reforma federal.
Esta reforma deberá reconocer a Catalunya como nación --"no hay que verlo como un riesgo para la unidad de España"-- y mejorar el sistema actual de financiación y de competencias, así como blindar los derechos sociales por los que el PSC luchará incansablemente, ha dicho.
En sus intervenciones ante los delegados socialistas, ha ofrecido el partido a los catalanistas no independentistas que han quedado "huérfanos" porque sus partidos habituales de referencia han dejado el catalanismo par abrazar el independentismo, en alusión velada al PDECAT --la extinta CDC--.
RELACIÓN CON EL PSOE
Uno de los temas clave del congreso ha sido la relación PSC-PSOE e Iceta ha defendido sin matices que se mantenga como hasta ahora, pese a las tensiones recientes porque el PSC rompiera la disciplina de voto en el Congreso: "Son hermanos de los que no nos queremos separar ni un sólo milímetro".
Sin embargo, el socialista también ha dejado claro que para nada se arrepiente de haber dicho 'no' a Rajoy rompiendo la unidad de voto, y también ha afeado a la gestora que lidera Javier Fernández que aún no haya convocado un congreso: "Les gestoras son para tiempos breves", proclamó Iceta en la jornada inaugural.
Han destacado en el congreso las intervenciones de dos barones del PSOE afines a Pedro Sánchez, Francina Armengol (PSIB) y Idoia Mendia (PSE-EE), que han reivindicado el papel del PSC: "No entiendo España sin Catalunya. No entiendo un PSOE sin el PSC. No entiendo una frontera entre compañeros", sostuvo Armengol.
FEDERALISMO Y CANNABIS
El congreso ha servido para aprobar la hoja de ruta del socialismo catalán, donde se apuesta por la reforma de la Constitución para lograr una España federal, y en la que se ha descartado cualquier posible apoyo a que Catalunya pueda celebrar una referéndum sobre su independencia.
Además, en el congreso se han aprobado varias resoluciones que marcan el sentir del partido en temas destacados: el PSC se ha declarado partidario de la república, de la legalización del cannabis, y de abrir el debate sobre la eutanasia y los vientres de alquiler.
UNA EJECUTIVA DE MADRUGADA
Aunque el partido se había propuesto cerrar la Ejecutiva durante la jornada del sábado, el PSC fue fiel a su tradición histórica y la negociación sobre los integrantes de la nueva dirección se alargó hasta la madrugada del domingo, ya que Iceta y Parlon no se ponían de acuerdo con algunos nombres.
El principal escollo ha sido el secretario de Organización: Iceta propuso a José Luis Jimeno, que Parlon vetó y finalmente el nombre de consenso que ha satisfecho a una parte y a la otra ha sido el del dirigente del PSC del Vallès Oriental Salvador Illa.
Aparte de Iceta, los pesos pesados de las Ejecutiva del PSC serán: el alcalde de Lleida, Àngel Ros, como presidente del partido, repitiendo en el cargo, y la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, como 'número dos' de la formación en el cargo de Adjunta a la Primera Secretaría.
Por debajo de ellos, la Ejecutiva se divide en cuatro grandes áreas que pilotarán Parlon (Política Municipal); la diputada en el Parlament Eva Granados (Política Institucional, Económica y Social); la alcaldesa de Sant Boi de Llobregat Lluïsa Moret (Igualdad), y el citado Illa (Organización).
En una ejecutivo con 49 miembros, 25 hombres y 24 mujeres, sobresalen finalmente otros dos nombres: Iceta recluta para el partido a la líder del PSC en el Congreso, Meritxell Batet, que será responsable del "Impulso federal", y al eurodiputado Javi López, que será el encargado de "Impulso europeo".