Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Wert y Rigau se emplazan a seguir dialogando sobre lengua y competencias

Irene Rigau a la salida del ministerioEFE

El ministerio de Educación y la Generalitat siguen sin llegar a un acuerdo de principios sobre el borrador del Proyecto de Ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). Durante más de dos horas la consellera de Enseñanza de la Generalitat, Irene Rigau y la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, han intentado acercar posiciones sin que se hayan logrado avances. A última hora se incorporó el ministro, José Ignacio Wert lo que garantizó que, en el futuro, ambas partes seguirán dialogando sobre las dos cuestiones en las que están más enfrentados, la enseñanza del catalán y las competencias educativas.

"No ha habido aproximación ni avances materiales, pero seguimos comprometidos en seguir hablando para lograr algún acuerdo", ha indicado el titular de Educación en la rueda de prensa posterior al encuentro que se ha producido este jueves en sede ministerial.
Por parte del departamento de Educación, ha sido la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, la que ha estado reunida con Rigau durante las dos horas y media que ha durado el encuentro. Wert se ha incorporado al final, pues estaba presidiendo una reunión del Patronato de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.
Rigau afirma que "hay diálogo"
Por su parte, la consellera de Enseñanza de la Generalitat, Irene Rigau, ha destacado que "hay diálogo" con el Ministerio de Educación en la puesta en marcha del borrador de la reforma educativa y que el objetivo final es compartido: garantizar a los alumnos un mínimo de las dos lenguas, aunque ha admitido que lo que no es compartido es el camino para llegar a lograrlo.
Esta reunión se ha producido una semana después del plante que protagonizó la consellera en la Conferencia Sectorial de Educación, al considerar "inadmisible" el trato del catalán en el borrador de la Ley y al catalogar el tema de la lengua como innegociable.