Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rato infló el precio de la acción los días previos a la salida a bolsa de Bankia

Un cúmulo de errores contables en las cuentas de Bankia impidieron reflejar una imagen fiel de la entidad. Rato no incluyo 900 millones de pérdidas de Bancaja, que conocía. En 2011 presentó beneficios cuando las pérdidas eran de 3.000 millones y así salió a Bolsa. Rato, según los peritos del Banco de España, infló el precio de la acción los días previos a la salida a bolsa de la entidad con compras de empresas amigas, morosas y con refinanciación de la propia Bankia. Por su parte, José Ignacio Goirigolzarri no contabilizó 2.000 millones de euros de créditos dudosos y para pedir el rescate de 20.000 millones incluyó un agujero que en realidad se tendría que haber contabilizado antes