Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy dice que afronta esta reunión con "espíritu constructivo y mano tendida al diálogo"

El presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha asegurado este martes que afronta la VI Conferencia de Presidentes que se celebra en el Senado con "espíritu constructivo y mano tendida al diálogo y los acuerdos por el interés general".
Con este encuentro en la Cámara Alta, Rajoy y los presidentes de las comunidades autónomas y Ceuta y Melilla recuperan el diálogo multilateral y los grandes acuerdos entre administraciones. De hecho, está previsto que se firmen diez acuerdos sobre distintos asuntos y entre los que destaca el compromiso para diseñar un nuevo modelo de financiación autonómica y local, pero también un pacto para abordar el problema demográfico del país, la unidad de mercado, la educación o la necesidad de contratar nuevos funcionarios para los servicios esenciales.
"Conferencia de Presidentes, espíritu constructivo y mano tendida al diálogo y los acuerdos por el interés general", ha escrito el jefe del Ejecutivo en su cuenta de Twitter, antes del arranque de la sesión de trabajo, en la que le acompañan la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro.
AUSENCIA DE URKULLU Y PUIGDEMONT
Sin embargo, y a diferencia de ediciones anteriores, esta reunión cuenta con la ausencia de dos de los convocados, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el lehendakari, Iñigo Urkullu. El Gobierno ha mantenido la invitación hasta el final y les ha ido informando de todos los trabajos previos a la Conferencia.
Urkullu y Puigdemont reivindican una relación bilateral con el Gobierno y mantienen su intención de no acudir a un foro compartido con otras administraciones; en el caso catalán, pesa también el enfrentamiento por la convocatoria de un referéndum de independencia. Será la primera vez que ambos gobiernos se ausenten de una Conferencia de Presidentes.