Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy emplaza a los partidos a llegar a acuerdos porque sería malo para España no tener unos Presupuestos

"Cuando uno negocia no va publicando por todas partes qué va a ofrecer porque demostraría que es un mal negociador", asegura
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este martes que ofrecerá un "buen presupuesto" y ha emplazado a todos los partidos a negociar para llegar a acuerdos porque, según ha recalcado, sería malo para España no tener unas cuentas públicas para 2017. Aunque ha admitido que este asunto le preocupa, ha confesado que también empieza la legislatura con "una cierta tranquilidad, de momento".
Así se ha pronunciado Rajoy en una rueda de prensa en Marrakech tras participar en la Cumbre sobre Cambio Climático al ser preguntado por qué va a ofrecer a los partidos para sacar adelante las cuentas públicas. Este mismo martes, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se ha reunido con el PNV.
Rajoy ha explicado que estos días están hablando con distintas fuerzas políticas "a distintos niveles" porque el objetivo "prioritario" ahora es aprobar el techo de gasto y los objetivos de estabilidad presupuestaria y deuda pública.
"PRONTO" UNA REUNIÓN DEL CPFF
Con ese propósito, ha confirmado que "la idea del Gobierno es celebrar pronto" una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y de la Comisión Nacional de la Administración Local (CENAL) con el fin de llegar a un acuerdo para distribuir el déficit y hacerlo "de una manera razonable". "Los Presupuestos vendrán después. Para poder presentar los PGE hay que tener primero el techo de gasto", ha subrayado.
Dicho esto, ha asegurado que va a intentar llegar a un acuerdo con "el mayor número de fuerzas políticas". "Tiene que ser la legislatura del diálogo, de hablar y de llegar a entendimientos. El Gobierno lo tiene muy claro y vamos a hacer cuanto esté en nuestras manos para que sea así", ha apostillado.
Ante el cambio de actitud que demandan partidos como el PNV, Rajoy ha afirmado que la actitud que deben mantener es la de "intentar cumplir" con los compromisos europeos y ha recordado que hasta ahora han "ayudado mucho" a las comunidades atendiendo vencimientos de deuda o pagando a proveedores.
Preguntado después cuál es su límite en las negociaciones presupuestarias, Rajoy ha señalado que cuando "uno negocia no va publicando por todas partes qué va a ofrecer o dejar de ofrecer porque lo único que demostraría es que es un mal negociador". "Lo que queremos es un buen presupuesto y estamos convencidos de que los demás también", ha abundado.
"SITUACIONES COMPLICADAS"
El presidente del Gobierno ha reconocido que están ante una "situación complicada" pero ha dicho que es también una "oportunidad" para "hacer cosas en beneficio de los españoles", algo que además "prestigiaría" a España.
"Situaciones complicadas yo ya he vivido alguna a lo largo de mi carrera política y los gobernantes estamos para las situaciones complicadas porque para las situaciones fáciles tampoco hace falta mucha cosa", ha manifestado.
Sin embargo, el jefe del Ejecutivo ha asegurado que afronta esta legislatura con una "cierta tranquilidad", si bien ha dicho que le preocupa que no pudieran aprobarse los Presupuestos. "Me gustaría que hubiera un Presupuesto y no sería bueno para España que no haya un Presupuesto", ha indicado.
En este sentido, ha señalado que la política presupuestaria "ayuda al crecimiento económico y al empleo". "En la medida en que tengamos un Presupuesto, mejor para España, para el crecimiento y para el empleo. En la medida en que no lo tengamos, peor", ha avisado, para concluir que él está "tranquilo y realistamente optimista".