Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy alerta contra el "virus de la desunión" y contra quien enfrenta a los catalanes

El presidente del Gobierno y presidente del PP, Mariano Rajoy, ha alertado contra el "virus de la desunión", en alusión a las elecciones catalanas del 27 de septiembre, y ha advertido de que, cuando en el pasado "se ha dejado entrar" ese "virus", "a los españoles les ha ido mal". Rajoy ha pedido en un acto del Partido Popular celebrado en Soutomaior, Pontevedra, para dar inicio a la campaña, que se defienda la "unidad de España" y la "soberanía" nacional. El presidente ha lamentado la "tragedia humana" consecuencia de la inmigración a Europa y advierte que es algo que "no se puede permitir". Ha asegurado que los presupuestos generales son una "pista de despegue" para la recuperación económica.

En el acto de inicio del curso político, celebrado por noveno año en el Castillo de Soutomaior, Pontevedra, Mariano Rajoy ha lamentado que las elecciones fueron "convocadas por algunos embarcados en una delirante huida a ninguna parte", con el fin de "dividir a la gente, para enfrentarla en Cataluña y en otros lugares, para engañar a la sociedad catalana y generar frustración en el futuro".
Por ello, ha apostado por "preservar la concordia" y defender la "unidad de España" y la "soberanía" para que "lo que sea España lo decidan todos los españoles". "Cada vez que hemos dejado entrar al virus de la desunión, a todos los españoles nos ha ido mal. Por eso no dejaremos, de ninguna manera, que nadie convierta a los españoles en extranjeros en su propio país", ha proclamado.
La "tragedia humana" de la emigración
Mariano Rajoy ha avanzado que en su reunión con la canciller alemana, Angela Merkel, trasladará que es "urgente" iniciar el "ambicioso proyecto de diálogo y cooperación" con África, ante "una de las peores crisis inmigratorias" y ha lamentado la "tragedia humana, las miles de tragedias humanas", consecuencia de la emigración y ha advertido de que "no se puede permitir".
Asimismo, ha recordado que a España "le costó mucho esfuerzo y muchos medios atajarla", aún no en su "totalidad", en referencia a la frontera con Melilla. "Estamos en una situación mucho mejor", ha resaltado. Rajoy ha incidido en que es necesario utilizar "el diálogo, la cooperación y la colaboración" con los países de origen y de tránsito. Fija la necesidad de "actuar sobre las causas" que originan este éxodo, como son la "pobreza, el conflicto y la falta de oportunidades en estos países".
Aplaude que, "ahora por fin", y con su "apoyo absoluto", la Unión Europea ha acordado emprender "un ambicioso proyecto de diálogo y cooperación" con África. Pero, ha advertido, hay que empezarlo "cuanto antes". "Mañana (por la reunión de este lunes) diré a Merkel que es urgente; y a Cameron (el viernes), le diré que es urgente", ha adelantado Rajoy, quien ha reivindicado que estas actuaciones también forman parte de las actuaciones de su gobierno, que "no está en tiempo de descuento".
"Pista de despegue"
Rajoy, ha erigido a los populares en la única alternativa para las elecciones generales para "seguir consolidando la recuperación" y, en este sentido, ha proclamado que "lo peor que le puede pasar a este país es la coalición que algunos ya están preparando contra quien va a ganar las elecciones".
Rajoy ha reivindicado que va a acabar la legislatura y que su gobierno no está "en tiempo de descuento", sino que continuará adoptando decisiones. Al hilo, ha defendido, así, la aprobación de los presupuestos generales que serán la "pista de despegue" para seguir en la siguiente legislatura el camino de la "recuperación".