Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy: "Si no hubiéramos hecho los deberes estos 5 meses, ayer se habría producido la intervención de España"

Ha recalcado que no tendrá consecuencias macroeconómicas para el país

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha explicado en rueda de prensa el rescate bancario que el sábado se produjo tras la videoconferencia con el Eurogrupo y que anunció el ministro de Economía, Luis de Guindos. Rajoy ha insistido en que "lo que se aprobó ayer fue una línea de crédito europea para las entidades financieras españolas que lo requieran" y que serán ellas las que lo tendrán que devolver. Ha recalcado que "si no hubiéramos hecho los deberes estos cinco meses, ayer se habría producido la intervención del Reino de España". Ha indicado que "lo que se hizo ayer forma parte de un plan global de la economía española para recuperar el crecimiento y sobre todo la creación de empleo" y que no habrá consecuencias macroeconómicas para nuestro país y no afectará al déficit.
El presidente indicó que, con las decisión de ayer, "ganó la credibilidad del proyecto europeo, el futuro del euro, la solidez de nuestro sistema  financiero y la posibilidad de que vuelva a fluir el crédito a las familias, a los emprendedores, a las PYMES, a los autónomos" para mantener empresas y crear empleo". Además, ha insistido en que "sin crédito no hay inversión, y sin inversión no hay empleo, sin empleo no hay ingresos en las entidades públicas y no pueden sostenerse los servicios públicos".
Rajoy ha indicado que "el Gobierno sabe lo que hay que hacer para salir de la crisis" y "para recuperar el crecimiento y el empleo". Se trata, ha señalado, de "decisiones duras y delicadas, pero imprescindibles para salir de esta situación". 
El presidente del Ejecutivo ha insistido en las ventajas de la cooperación con Europa. "A más Europa, más integración, más apoyo y mejores resultados para todos". Ha asegurado que la línea de crédito de hasta 100.000 millones para sanear el sistema financiero español es "un mensaje nítido y claro" de que "el euro es un proyecto irreversible, muy bueno para Europa y muy bueno para España".
Rajoy ha asegurado que no había recibido presiones de la Unión Europea para que España solicitara ayuda financiera a sus socios europeos. "A mí nadie me ha presionado, el que he presionado he sido yo porque quería una línea de crédito", ha indicado Rajoy en rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa.
Preguntado por qué no se había solicitado antes la ayuda, el presidente del Gobierno ha recordado que él ya había dicho que esto se debía haberlo hecho hace tres años.  "Ya me gustaría a mi saber por qué no se hizo antes y así no se hubieran generado dudas sobre parte de nuestro sistema financiero", ha declarado.