Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy: "cumplir con mi deber me llevará a volver a ganar las elecciones"

Los últimos recortes se han aplicado para que los que "tiene más, paguen más"

Critica que "una unión monetaria no puede funcionar si determinados países se financian a intereses negativos, mientras que otros tienen intereses insosteniblemente altos".
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, está convencido de que si cumple con su deber volverá a ganar las elecciones, tal y como ha asegurado en una entrevista concedida a ABC y a otros tres periódicos europeos --el italiano 'Corriere della Sera', el francés 'Journal de Dimanche' y el alemán 'Bild am Sonntag'--, recogida por Europa Press.
"Estoy convencido de que cumplir con mi deber me llevará a volver a ganar las elecciones" asegura en la que es la primera entrevista de Rajoy en prensa desde que asumió la Presidencia, y en la que también asegura que los españoles le eligieron "para gobernar contra el viento".
De este modo, el presidente defiende la adopción de medidas tales como la subida del precio de los medicamentos, la retirada de la paga extra a los funcionarios o la subida del IVA y del IRPF, y señala que las ha aplicado "de manera justa" para que los que "tiene más, paguen más".
No obstante, reconoce que es consciente de que al desarrollar dichas medidas no están cumpliendo el programa electoral con el que se presentó a las elecciones. "Soy consciente de que no es agradable, pero lo que me ha impedido implementar mi programa ha sido la realidad, créame que entiendo la decepción de los ciudadanos, muchos de ellos que han votado por mi partido", confiesa.
En este sentido, recuerda que al llegar al Gobierno el PP se encontró "con un déficit público de tres puntos por encima" del esperado. "Eso representa 30.000 millones de euros que nos han obligado a subir los impuestos y recortar el gasto. Mi objetivo sigue siendo el mismo: restaurar el crecimiento y crear empleo", asevera.
Bajará el IVA y el IRPF cuando pueda
"Cuando lo vea posible, disminuiré el IRPF. No me gusta tampoco subir el IVA, pero creo que mi tarea me llevará a ganarme la reelección", apunta, para insistir en que, dada la situación y la necesidad de reducir el déficit, se ha visto obligado a "tomar decisiones que no pensaba tomar" y que no le gustan. "Lo peor que le puede pasar a un gobernante, lo peor, es que no comprenda la realidad en la que vive", sentencia.
Por otra parte, Rajoy asegura que "el euro es irreversible" y que en la Unión Europea "hay acuerdo sobre lo fundamental". No obstante, achaca muchos de los problemas de la moneda única a la "lentitud, a veces exasperante", de las instituciones europeas. "Para preservar el euro, debemos dar estabilidad (a la zona euro) y una señal inequívoca de que no hay vuelta atrás", defiende.
"Europa no se construirá sin consenso. En todos los aspectos importantes, el acuerdo prevalece entre España, Francia, Italia y Alemania", afirma, para advertir de que "una salida de Grecia del euro supondría un enorme contratiempo, no solo para Grecia, sino para toda la Unión Europea". "Los griegos y el resto tienen que demostrar que Europa es capaz de resolver este problema", subraya.
Asimismo, critica que "una unión monetaria no puede funcionar si determinados países se financian a intereses negativos, mientras que otros tienen intereses insosteniblemente altos". "La situación actual no puede prolongarse más tiempo. Debemos solucionar ahora el problema de las diferencias en los intereses de la deuda. Necesitamos despejar con claridad y determinación las dudas sobre la supervivencia del euro", apunta.
En lo que a la petición de rescate se refiere, Rajoy explica que está "a la espera de las decisiones del Banco Central Europeo" y que guiará su decisión en función de los intereses del euro y de España.
Asimismo, asevera que "España está completamente comprometida a la hora de alcanzar el 6,3 por ciento de déficit a finales de año", si bien reconoce que "no será fácil para las Comunidades Autónomas porque el 70 por ciento de su gasto está relacionado con sanidad y educación, que son los principales servicios públicos".