Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy evita confrontar con Aznar: "Yo vengo aquí a dar mis opiniones, no a comentar las de los demás"

No da pistas sobre la continuidad o no de Cospedal porque ve "lógico" decírselo a los compromisarios del PP en el congreso
El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ha evitado este martes entrar en el cuerpo a cuerpo con el expresidente José María Aznar y se ha limitado a decir que él expresaba sus "opiniones" y no iba a entrar a comentar las opiniones de los demás. De hecho, ha pedido que no se insistiera en este asunto.
Así se ha pronunciado en un acto en el foro ABC-Deloitte al ser preguntado si comparte el diagnóstico que realizó este lunes Aznar --en un acto con el exministro Jaime Mayor Oreja y la expresidenta del PP vasco María San Gil--, en el que advirtió de la "desvertebración" social, política y territorial de España, al tiempo que lamentó la actual "debilidad" y "debilitamiento" del país.
"Gracias por no insistir. Yo vengo aquí a dar mis opiniones y no a comentar las de los demás", ha afirmado rotundo Rajoy, que ha vuelto a decir después: "Gracias por no insistir".
Previamente, en su conferencia inicial Rajoy ha asegurado que él quería lanzar un mensaje de "optimismo realista" ante el futuro. Así, ha subrayado que el año ha comenzado con ambiente político "sosegado y dialogante", en el que el diálogo político, social y territorial "ha producido ya sus primeros frutos".
EL CONGRESO DEL PP, "MÁS ORDENADO" QUE EL DE OTROS
Ante el Congreso Nacional que el PP celebrará entre los días 10 y 12 de febrero, Rajoy no ha querido dar pistas acerca de si María Dolores de Cospedal seguirá o no como secretaria general del PP, ya que, según ha dicho, lo "lógico" es que se lo comente a los compromisarios cuando estén "todos reunidos". "Pero será una buena decisión, no le quepa a usted la menor duda", ha apostillado.
Al ser preguntado por los cargos del PP que reivindican los valores de antaño de referencia del PP, Rajoy se ha remitido al cónclave del PP en el que se va a debatir sobre propuestas, ideas y valores, que servirán después de base al programa electoral del partido.
En este punto, ha recordado que se han presentado unas 4.000 enmiendas a las cinco ponencias que se debatirán en el congreso y ha añadido que van a tratar temas "importantes" para la sociedad española. "Estas cosas se debaten, se discuten y se fija una posición, que es la del partido. Sucede en mi partido y en el resto de partidos de mi país. Quizá en el nuestro un poco más ordenado que los demás", ha agregado.
Preguntado después si comparte la tesis de que el PP es la socialdemocracia pero 'un poquito de derechas', Rajoy ha indicado que "eso es uno de los topicazos y eslóganes que se hacen de vez en cuando", pero ha recalcado que el Partido Popular es una formación que cree en la persona y en su libertad, al tiempo que piensa que el progreso de la humanidad se debe a los "hombres con fuerza y coraje". Eso sí, ha dicho que hay personas a las que no les va tan bien en la vida, "a las que no se puede dejar tirado".
Dicho esto, ha subrayado que el PP es una fuerza política de amplia base, como los que hay en "muchos países" europeos, citando expresamente a Alemania, que es uno de los partidos que más ha hecho en el proceso de construcción europea y ahora "está gobernando de aquella manera con los socialdemócratas y los liberales". "Y si luego hay gente que hace eslóganes, tampoco está mal. No molestan a nadie", ha puntualizado.
BÁRCENAS: DEJAR A LOS TRIBUNALES ACTUAR
Una vez más, el jefe del Ejecutivo no ha querido entrar a comentar las declaraciones del extesorero Luis Bárcenas ante la Audiencia Nacional, donde se juzga la primera parte de la trama Gürtel, y se ha limitado a decir que ese asunto está en los tribunales.
Al ser preguntado expresamente por la declaración de Bárcenas asegurando que con la llegada de Rajoy como líder del PP se acabó con Gürtel y con la red de Francisco Correa, ha insistido en que el caso está en los tribunales y ha dicho que es "bueno" dejarles trabajar con "la independencia y la libertad debidas".