Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy avisa a Puigdemont de que seguirá adelante con la financiación autonómica aunque él no participe

Advierte que en este asunto no caben imposiciones de unos sobre otros y pide a todas las CCAA el mayor esfuerzo para el entendimiento
El presidente del Gobierno Mariano Rajoy ha avisado hoy, al término de la VI Conferencia de Presidentes, al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de que seguirá adelante con el diseño del nuevo modelo de financiación autonómica aunque la Generalitat catalana no participe. No obstante, asegura que no le cabe en la cabeza que no lo vayan a hacer.
Tras la cumbre autonómica celebrada durante todo el día de hoy en el Senado, el jefe del Ejecutivo ha reiterado su invitación a Puigdemont para que se sume a la Comisión que se va a crear en un mes con expertos de cada CCAA para diseñar un nuevo modelo de financiación. "La invitación va a estar abierta siempre", ha reiterado en varias ocasiones Mariano Rajoy, quien ha añadido además que "no van a perder nada" y sí podrán contribuir a hacer las cosas "entre todos" de una manera más "ordenada y positiva".
El presidente ha precisado que se reunirá "sin ningún problema" con el presidente de la Generalitat, como le ha pedido éste, pero ha advertido de que una cosa es que hablen y otra que vaya a haber cosas diferentes para cada CCAA: "yo puedo hablar con quien quiera hablar conmigo, pero hay foros en los que hay que estar".
Rajoy ha insistido en que "el modelo" tienen que "hacerlo entre todos" y ha asegurado que la postura del Gobierno catalán "es como si en el Parlamento nacional unos diputados montan una cosa y lo que diga el resto de la Cámara no vale".
Sin embargo, el presidente del Gobierno ha dejado claro que si el Gobierno catalán finalmente no acude a los foros para debatir, esta reforma no se parará porque alguien diga que no va a acudir ya que se trata de un "tema tan importante que le importa a todo el mundo".
"Lo que no se le puede pedir al resto de CCAA y ya me dirá usted cómo lo hago yo, que no puede haber un nuevo modelo de financiación porque haya una CCAA que no quiere hacerlo", ha argumentado.
En cualquier caso, Rajoy insistió en que no le "cabe en la cabeza" que haya una reunión para debatir cómo se financian las CCAA y "alguien no quiera ir". Por ello, dijo estar seguro de que el Gobierno catalán finalmente acudirá porque le importan los asuntos que se van a abordar en esa Comisión y reiteró su invitación a que se incorporen en el momento que quieran a todos los grupos de trabajo que hoy ha acordado poner en marcha la Conferencia de Presidentes.
En este sentido, recalcó que lo podrán hacer "a cambio" de nada y en el momento que lo deseen por que él no les va a hacer "ningún reproche". "Estoy convencido de que la cordura y el sentido común se van a imponer. Tengo que estar tranquilo, no tengo otra", ha apostillado.
RECLAMA EL "MAYOR ESFUERZO" PARA EL ACUERDO DE FINANCIACIÓN
En cuanto al nuevo modelo de financiación autonómica que se empezará a abordar dentro de un mes, el jefe del Ejecutivo ha querido dejar claro que este es un asunto en el que "no caben imposiciones de unos sobre otros".
Por ello, ha reclamado a todas las CCAA el "mayor esfuerzo" para llegar a un entendimiento, ya que son las autonomías las que llevan el peso servicios tan importantes como son la Sanidad y la Educación.
Mariano Rajoy también ha querido destacar dos asuntos de entre el resto de materias que han abordado hoy en la Conferencia de presidentes por haber concitado "la mayor atención" por parte de los intervinientes. Así, ha citado el mantenimiento del modelo de bienestar, citando las pensiones y la Sanidad, así como el problema demográfico que empieza a tener España con la despoblación y el envejecimiento.
Ha recalcado que el primero de estos asuntos está vinculado con la financiación autonómica y ha recordado que el gasto social en España es superior al 70 por ciento. "Sólo en pensiones y Sanidad supera el 42 por ciento", ha exclamado para aclarar que hay 14 millones de españoles que reciben todos los meses una prestación pública.
El presidente ha insistido en que para mantener el modelo del Estado del Bienestar es necesario aumentar los recursos y para ello, se necesita una política económica que genere crecimiento y empleo, ya que "pensiones y Sanidad van a seguir aumentando de manera imparable".
Puso como ejemplo que en 2007 había 8,3 millones de pensionistas y ahora hay 9,5 millones, con una pensión media que es de más de 1.000 euros y con las nuevas incorporaciones al sistema de pensiones que cobran de media 1.500. Por ello, reiteró que el mantenimiento de las pensiones y de la Sanidad "tienen que ser los grandes retos del futuro".
En cuanto a la demografía, ha explicado que se va a constituir un grupo de trabajo pensando en el medio y largo plazo ya que en muchas zonas de España se está perdiendo población y en otras está muy envejecida. "Todo esto afecta al conjunto de los servicios públicos y tiene que ser uno de los grandes objetivos del futuro", ha precisado.