Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy cree que sería una "catástrofe" y "la destrucción de Europa" que gobernase Le Pen en Francia y a AfD en Alemania

Identifica el populismo con "demagogia barata" y dice que no sirve más que "para generar pobreza y división"
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, considera que si el Frente Nacional gobernase en Francia y el populista de extrema derecha Alternativa por Alemania (AfD) llegase al poder en Alemania sería "una catástrofe, simplemente la destrucción de Europa".
"No quiero ni pensarlo", ha dicho en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, en la que ha avisado de que el populismo "no sirve para nada más que para generar pobreza y división" y ha calificado como muy peligrosa la "dinámica de hablar mal de Europa de los nacionalismos exacerbados y enloquecidos".
Rajoy ha señalado que "es capital para el futuro de Europa que las elecciones en Alemania y Francia salgan bien", así que ha confiado en que así será para la canciller alemana, Angela Merkel, y también "con certeza casi absoluta" en Francia, con François Fillon o con los socialistas, aunque "no están bien en este momento".
Además, dado que la líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, que cree que "en Europa está el origen de todas las desgracias", Rajoy cree que debería "darse un paseo por el resto del mundo a ver lo que hay por ahí". Ahora que se cumple el 60 aniversario del Tratado de Roma, ha invitado a comparar estos 60 años del continente con los 60 anteriores, las dos guerras mundiales con la libertad, la democracia, el progreso y el Estado del bienestar.
Y ha destacado que ese Estado del bienestar lo han construido esencialmente los partidos democristianos, socialdemócratas y liberales que, aunque hayan cometido errores, siguen estando "muy vivos".
Rajoy ha definido el populismo como el hacer "demagogia barata y diagnósticos que no responden a la realidad", el "prometer arreglar todo y no darse cuenta de que gobernar no es tan fácil, es muy difícil" y el "echarle la culpa de todo a otros".
Tras recordar que él ha sido ministro y vicepresidente antes que presidente del Gobierno, ha hecho hincapié en que hay que "estudiar bien los temas", escuchar y luego decidir, mientras que "hay gente que lo arregla todo, sale en un día en un plató o en la tribuna del Parlamento y le da unas instrucciones al presidente del Gobierno".
NO VALORA LAS PALABRAS TRUMP
Por otro lado, el jefe del Ejecutivo no ha querido pronunciarse sobre las primeras medidas y declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, particularmente con las que vinculan inmigración y delincuencia.
"Yo soy presidente del Gobierno de España y tengo que tener las mejores relaciones posibles con todos los países, no hago juicios de valor sobre las decisiones que adopten el resto de presidentes", se ha limitado a decir.