Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont mantiene convocar el referéndum "como muy tarde" antes de terminar septiembre

Reitera su negativa a ir a la reunión de presidentes autonómicos una vez convocada
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha mantenido este martes su disposición a convocar el referéndum "como muy tarde" la segunda quincena de septiembre, y que este diseño está hecho y no se toca.
En una entrevista en RNE-Ràdio 4 recogida por Europa Press, ha asumido que puede haber factores que aconsejen "ajustar" el calendario, ya sea por cuestiones técnicas, de practicidad o de conveniencia en pro del objetivo final, por lo que lo convocará cuando estime más oportuno pero no más allá de finales de septiembre.
Las palabras de Puigdemont llegan cuando faltan tres días para que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, vaya a declarar ante el TSJC --"un despropósito colosal y una ofensa democrática"-- y tras recordar que el expresidente Artur Mas también será juzgado por el 9N.
"Es evidente que todo esto influye. En función de las circunstancias, éstas y otras, tenemos que acabar de tomar decisiones serenamente sobre cuál es el momento más idóneo para la fecha exacta de la convocatoria del referéndum", ha subrayado.
CUMBRE DEL REFERÉNDUM
También ha defendido la reunión sobre el referéndum del viernes 23 de diciembre y que asistan el máximo de formaciones y entidades favorables al derecho a decidir, y, por tanto, incluida SíQueEsPot: "No podemos dejar que el Estado tenga un 'no' cómodo y fácil a una propuesta de referéndum. Tenemos que muscular muy bien la petición de un referéndum acordado".
Después de que el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, haya convocado la reunión de presidentes autonómicos el 17 de enero, Puigdemont ha insistido en su negativa a acudir al considerar que Cataluña se ha ganado "el derecho a ser tratada bilateralmente", y ha asegurado que España tienen oportunidad de reconocer la realidad catalana.
"Al pueblo de Cataluña ya no le interesa el tercer plan de Rodalies que se incumplirá; le interesaba el primero. La zanahoria ya no da más de sí", según Puigdemont.
Ha añadido que lo último que sabe de Rajoy --al preguntársele al respecto-- es que el lunes habló con el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.