Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont afirma que ni Rajoy ni Sánchez quieren entrar en el "terreno de los pactos"

PuigdemontEFE

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha valorado que tanto si es investido el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, como si lo es el líder del PSOE, Pedro Sánchez, no prevé problemas de diálogo, pero ha asegurado que "ninguno ha dado a entender que quiera entrar en el terreno de los pactos".

En una entrevista en 'La Vanguardia' recogida por Europa Press, Puigdemont ha considerado que con Sánchez puede haber "más cordialidad", aunque ha expresado que no cree que haya diferencias entre los dos a la hora de llegar a pactos.
Ha destacado que la voluntad del pueblo de Cataluña "no puede ser objeto de mercadeo", puesto que considera que es un compromiso electoral que lo avala una mayoría amplia del Parlament, ha dicho.
Por eso, ha asegurado que no tienen obligación de buscar un 'plan B', sin embargo, ha expresado que "si el Estado reconsidera alguna de sus posiciones", que se lo hagan saber.
TRIBUNAL CONSTITUCIONAL
El presidente ha valorado como una muestra de "hostilidad hacia Cataluña" los recursos presentados por el Gobierno central frente al TC contra la Conselleria de Exteriores y contra la comisión de estudio del Parlament de Proceso Constituyente.
A su juicio, "son un ejemplo del doble lenguaje de Rajoy ", que en privado ofrece dialogar, pero que cree que tiene voluntad de judicializar la vida política.
Ha afirmado que desde la Generalitat no olvidarán que esta transición es de "legalidad absoluta", y ha aseverado que no pueden dejar ni personas, ni trabajadores, ni instituciones desprotegidos.
Sobre la declaración soberanista del 9N que fue suspendida por el TC, ha dicho que "está políticamente vigente", y ha reiterado que tienen un mandato del Parlament que tienen intención de sacar adelante.
REFUNDACIÓN DE CDC
Por otra parte, ha asegurado que su paso por la presidencia es circunstancial y no puede hipotecar la manera como la Convergència del futuro debe encarar la elección de sus candidatos a la Generalitat.
Además, ha apuntado que no se sentiría cómodo utilizando las circunstancias que ahora le van a favor para ser candidato cuando que el partido mantiene un debate abierto sobre su refundación.
Para Puigdemont, CDC no es un partido independentista, "sino estatista", que busca un Estado, y ha asegurado que en el momento en que Cataluña sea una república que forme parte del concierto de estados independientes y de la UE, tendrá poco sentido el debate sobre si son independentistas.
Sobre la figura del expresidente Artur Mas, ha insistido en que es un activo indispensable para el proceso y para el partido: "No pienso renunciar a él. Sería un lujo que no nos podemos permitir".