Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont pide a Europa que no mire "hacia otro lado" y se implique en el referéndum

Carga contra la "intransigencia" de Rajoy y dice que un Estado catalán seguiría en la UE
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha pedido este martes desde el Parlamento Europeo que la Unión Europea no mire "hacia otro lado" y se involucre para dar una solución a la situación entre Cataluña y el resto de España a través de su aval a que se celebre un referéndum de independencia en la comunidad catalana.
"Es, y lo quiero decir desde aquí, un problema europeo. Y Europa no podrá mirar hacia otro lado. Europa tiene que ser parte de la solución. Por coherencia y por los principios democráticos que la inspiran", ha expuesto en un conferencia compartida con el vicepresidente, Oriol Junqueras, y el conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva.
El acto ha tenido lugar en una de las salas más grandes del Parlamento Europeo, con un aforo de 350 personas, en una jornada en la que el presidente catalán no se ha reunido con ningún representante de las instituciones europeas.
Puigdemont, Junqueras y Romeva se han expresado en catalán, inglés, francés y castellano.
El presidente de la Generalitat no ha efectuado declaraciones a los medios antes de entrar en una sala llena, principalmente de invitados por la organización, que le han recibido con un aplauso.
El acto ha sido organizado por los eurodiputados catalanes Jordi Solé y Josep-Maria Terricabras, de ERC, y Ramon Tremosa, de PDeCAT, pero no se trata de un evento institucional de la Eurocámara.
En su discurso, Puigdemont ha esgrimido "que la propuesta catalana de referéndum es europeísta porque entronca con uno de sus principios fundamentales, que es la democracia", y ha defendido que este continente ha visto en un pasado no muy lejano el nacimiento de nuevos Estados --algunos de los cuáles ya forman parte de la Unión--.
Ha reiterado su apuesta por que este referéndum sea pactado con el Estado, ha acusado de intransigencia al Gobierno central, y ha advertido de que lo convocará con o sin el permiso del Ejecutivo: "Si es pactado, mucho mejor; así lo preferimos. Si no puede ser, manifestamos que lo organizaremos igualmente".
DENTRO DE LA UE
El presidente de la Generalitat también ha defendido que una eventual Cataluña independiente no debería quedar fuera de la UE, asegurando que si en el referéndum gana el 'sí', la Unión debería articular "un proceso de ampliación interna sin discontinuidades".
Antes del discurso de Puigdemont, Romeva se ha dirigido a los asistentes para remarcar que el "dossier catalán" hace referencia a un "clamor intenso" de una sociedad que quiere "expresar democráticamente sus deseos".
Por ello, ha apuntado que el objetivo del evento no era "exigir o reclamar" sino "explicarse".
Junqueras, antes de dar la palabra al presidente, ha finalizado su intervención en castellano para afirmar que España se enfrenta a "muy diversos retos".
Dentro de los mismos ha nombrado la "ineficiencia económica" resultante de decisiones tomadas "en función de criterios políticos".
"Una ineficiencia económica que se arrastra desde hace muchísimo tiempo", ha destacado, antes de asegurar que España es el estado con más quiebras en la historia de la humanidad.