Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont defiende su acto en Bruselas y PP y C's le recuerdan su soledad porque no hubo "ni una autoridad"

El PSC le exige que "frene la cuenta atrás" a la independencia y hable con el Gobierno
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha defendido su acto del martes en Bruselas en el que reivindicó un referéndum de independencia para Cataluña y pidió la implicación de Europa: "Todo aquello que sea explicar Cataluña al mundo es positivo. Esto lo que hace es reforzar la democracia".
Lo ha dicho este miércoles en la sesión de control al Govern en el Parlament, donde el líder del PP, Xavier García Albiol, y la de C's, Inés Arrimadas, han coincidido en formularle el mismo reproche: que ninguna "autoridad" europea asistió al acto de Puigdemont, del vicepresidente Oriol Junqueras y del conseller Raül Romeva.
Puigdemont ha replicado que asistieron "eurodiputados, diplomáticos y periodistas extranjeros" y que Cataluña es atractiva para Europa, tanto como territorio que atrae inversiones como por su cultura y por el proceso soberanista de su Govern.
Considera que el acto también sirvió para acercar el Parlamento Europeo a la gente, y ha avisado a las instituciones comunitarias de que esta es precisamente una de sus carencias: "Las instituciones europeas están muy necesitadas de esta proximidad".
Ha afirmado que los miembros del Govern tienen "el deber de viajar por el mundo y explicar lo que está pasando", y considera que en ningún caso esto es malo para Cataluña, sino que lo que hace es reforzar las oportunidades de los catalanes.
"UNOS SEÑORES DE CALAFELL"
Albiol ha ofrecido una visión completamente opuesta: "Decía el presidente Tarradellas que en política se puede hacer de todo menos el ridículo y yo añado que aún menos hacer el ridículo en el Parlamento Europeo".
Ha sostenido que en la sala había no más del 3% de eurodiputados y ha mostrado una foto para asegurar que se infló la presencia de gente con "unos señores de Calafell sacando cartelitos, con señores haciendo fotos al estilo turista y con niños de menos de 11 años".
También Arrimadas ha criticado a Puigdemont por ausentarse de la Conferencia de Presidentes autonómicos de la semana pasada y, en cambio, gastarse "130.000 euros en propaganda de un acto en Bruselas para hablar de lo de siempre: de repetir el 9N".
Le ha advertido de que no le reciben las autoridades europeas porque va allí a hablar de independencia, y ha lamentado que la legislatura en Cataluña vuelve a "estar en manos de la CUP", ya que de los 'cupaires' depende que haya Presupuestos o de que no haya y deban convocarse elecciones.
"ME QUEDARÉ HASTA EL FINAL Y A FONDO"
La líder de C's ha calificado a Puigdemont de presidente ausente y provisional, y ha recordado que él mismo ha dicho que no piensa continuar en el cargo, a lo que Puigdemont ha reaccionado defendiendo que no querer ser candidato no resta valor al proceso independentista: "Yo no me voy. Me quedaré hasta el final y a fondo".
El líder del PSC, Miquel Iceta, ha vuelto a afear al presidente catalán que no acudiera a la Conferencia de Presidentes y le ha exigido que "frene la cuenta atrás" hacia la independencia y vuelva a la mesa de negociación con el Gobierno central para temas como la financiación autonómica.
"Mientras no llega la independencia, que puede que no llegue, ¿qué?", ha resumido el socialista, que ha pedido a la Generalitat activar los mecanismos de relación bilateral que tiene con el Estado y que llevan varios años congelados.
Puidgemont ha valorado de forma muy escéptica los resultados que dio la semana pasada la reunión de presidente autonómicos, y ha señalado que renuncia a involucrarse en una reforma del sistema de financiación, pero no a defender Cataluña: "No renunciamos a ningún euro que pertenezca a los catalanes".