Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos tres miembros de un grupo internacional dedicado al tráfico de hachís

Detenidos tres miembros de un grupo internacional dedicado al tráfico de hachísPolicía Nacional

Agentes de la Policía Nacional y de la Dirección General Interregional de la Oficina Central para la Represión del Tráfico Ilícito de Estupefacientes en Burdeos (Francia), han detenido a tres miembros de un grupo internacional dedicado al transporte de hachís mediante la técnica del 'go fast', interceptando 469 kilos de hachís y alrededor de 10.170 euros aproximadamente.

Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, las investigaciones comenzaron a principios de año, cuando se recibió información sobre la presencia de varios individuos en una urbanización de Estepona (Málaga) que podrían estar dedicándose a actividades ilícitas. A partir de ahí se investigó y se identificaron a dos ciudadanos, naturales de Francia y Argelia, que llevaban un alto nivel de vida sin realizar ninguna actividad laboral conocida.
Además, agentes de España se percataron de que desde Burdeos, la Dirección Interregional de OCRITIS estaba investigando a los identificados por, presuntamente, introducir estupefacientes a Francia procedentes de España. Según la policía francesa, la organización utilizaba el método 'go fast', que consiste en transportar de manera más rápida la droga a bordo de vehículos de gran cilindrada para así rebasar los posibles controles fronterizos y llevarla a su lugar de destino, este caso Burdeos.
Dos de los integrantes del grupo fueron arrestados en el peaje de Benesse Maresme (Landes-Francia) tras seguir su rastro en una salida que tenían prevista para transportar droga. Los agentes les vieron salir de la urbanización y les siguieron, comprobando que adoptaban fuertes medidas de seguridad y que conducían a gran velocidad. Gracias a la cooperación de las dos fuerzas policiales fueron interceptados dos vehículos, uno de ellos con sustancia estupefaciente, por lo que fueron detenidos los dos ocupantes e intervenidos los vehículos. Uno de ellos es considerado por la policía como el jefe del grupo, un hombre de 31 años de edad y natural de Burdeos (Francia).
Por su parte, la Policía Nacional detuvo en Estepona a la tercera persona, inquilina de una de las viviendas investigadas presuntamente por falsificar documentos públicos, usurpación de identidad y estancia irregular. Además se registrados dos viviendas más, supuestamente utilizadas por la organización como pisos francos. Una de ellas había sido alquilada con documentación falsa y en ella incautaron 10.170 euros, documentación falsa y más de una veintena de teléfonos móviles.