Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos cancela la reunión a cuatro y culpa al PSOE por su negativa a acudir sin C's

Pablo IglesiasEfe

Podemos ha decidido cancelar la reunión de la mesa a cuatro que había convocado en el Congreso y que pretendía retomar las conversaciones entre PSOE, Compromís, Izquierda Unida-Unidad Popular y el partido morado para formar un gobierno "de progreso" y de coalición, según han informado a Europa Press fuentes de la formación emergente.

El motivo, según han explicado estas fuentes, es que con las ausencias previstas del PSOE y de IU-UP, que dijo que no acudirían si no se sentaban las cuatro fuerzas convocadas, no tenía sentido mantener la reunión y convertir en "acontecimiento" un encuentro entre dos partidos (Podemos y Compromís) cuyos contactos ya son habituales.
En una nota de prensa enviada por Podemos a menos de media hora de que tuviera que dar inicio la reunión, el partido morado ha culpado al PSOE de "bloquear" la reapertura de la mesa a cuatro, por su negativa a acudir sin Ciudadanos, formación que no había sido invitada por defender políticas "incompatibles" con ellos.
Según explica en el comunicado el Portavoz de Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón, el "empeño" del PSOE por invitar Ciudadanos a la reunión a cuatro, al mismo tiempo que el partido de Albert Rivera se enorgullecía de "lograr" dejar a Podemos "fuera del Gobierno", representa "otra escena de una obra que se aproxima a acabar en Gran Coalición".
En este sentido, Podemos considera que el pacto firmado entre PSOE y Ciudadanos tras la investidura fallida del candidato socialista, Pedro Sánchez, para mantener su pacto de legislatura y negociar de forma conjunta con el resto de fuerzas, "está diseñado para hacer algo inédito en política: intentar que sirva para una cosa y su contraria".
"Si le preguntas a Ciudadanos, este acuerdo sirve para conseguir el apoyo del Partido Popular, y si le preguntas a Sánchez, asegura que es para sacar del Gobierno al Partido Popular", ha asegurado Errejón tras leer la carta remitida este martes por el PSOE y Ciudadanos a las fuerzas que pretenden sumar a su acuerdo.
Según Podemos, con esa carta conjunta con C's, el PSOE dejó patente su rechazo a asistir a la mesa de diálogo a cuatro promovida el lunes por la formación morada para explorar "un gobierno plural y de progreso que sea capaz de paliar y revertir las políticas de recortes y austeridad impuestas por el Partido Popular durante los últimos años".
"El PSOE quiere traer a Ciudadanos con un acuerdo bajo el brazo que bloquea la posibilidad de dar respuesta a la emergencia social y poner las instituciones al servicio de la gente", denuncia el partido de Pablo Iglesias.
PODEMOS, "A LA ESPERA" DE QUE EL PSOE DECIDA
Por todo ello, Podemos considera que el PSOE es el culpable del "bloqueo" que ha impedido la reapertura de la mesa a cuatro, "prevista para este miércoles". Ante esta situación, el partido morado informa de que se mantienen "a la espera" de que los socialistas "se decidan por un gobierno plural y de cambio que acabe con las políticas del PP".
A pesar de que Podemos tuvo conocimiento del envío de la carta la mañana de este martes, Errejón aseguró ayer en su rueda de prensa tras la Junta de Portavoces que la reunión de este miércoles seguía en pie, y que cuando recibieran la carta, la leerían con mucha atención para ver cuál era su cometido y el verdadero "autor". Finalmente, tras leer la carta e interpretar el "bloqueo" del espacio a cuatro por parte del PSOE, Podemos ha optado por cancelar el encuentro; una decisión que no ha hecho público hasta este miércoles por la mañana, a escasos minutos de la hora prevista de inicio.
Aunque fue el líder de Izquierda Unida-Unidad Popular, Alberto Garzón, quien promovió este espacio durante las negociaciones fallidas que precedieron al primer debate de investidura de Sánchez celebrado la semana pasada, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, decidió el lunes tomar la iniciativa y convocar una nueva reunión para reabrir este espacio, en un gesto que generó malestar en IU por considerarlo "unilateral".
"Para que una reunión 'a cuatro' tenga éxito hay que consensuar fecha y horarios con todos los participantes antes de convocar públicamente, tal y como hizo Alberto Garzón hace dos semanas", avisó la coalición de izquierdas tras enterarse "por los medios de comunicación" de la nueva convocatoria.
Aún así, Garzón afirmó que su equipo negociador asistiría, siempre que lo hicieran el resto de convocados, algo que no era previsible ya que el PSOE ya había cerrado el sábado anterior con Ciudadanos el acuerdo de asistir juntos a sus reuniones con otras fuerzas para sumar nuevos apoyos a su pacto de legislatura.
De este modo, el movimiento de Podemos de reabrir la mesa a cuatro sin invitar a Ciudadanos, a pesar de que ya conocía el acuerdo entre PSOE y el partido naranja, se interpretó como un intento de forzar a los socialistas a elegir entre mantener o romper esa condición con la formación de Rivera.
La convocatoria, que finalmente no se ha producido, ha supuesto también un nuevo intento por parte de Podemos de retomar la iniciativa y marcar la agenda. El partido morado ya avisó de que si el candidato socialista, Pedro Sánchez, no tomaba la iniciativa para retomar el diálogo tras su investidura fallida, se plantearían ser ellos los que levantaran el teléfono para reabrir el diálogo.