Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos propone acordar un nuevo estatus que reconozca a Euskadi como nación dentro de un Estado plurinacional

Aboga por celebrar una consulta para que la ciudadanía "pueda refrendar el nuevo pacto social que se acuerde"
La candidata a lehendakari de Elkarrekin Podemos, Pili Zabala, ha defendido la necesidad de "intentar acordar un nuevo estatus territorial para Euskadi que genere la adhesión de una amplia mayoría social y reconozca a Euskadi "como nación dentro de un Estado plurinacional". Además, ha abogado por celebrar una consulta "en la que la ciudadanía pueda refrendar el nuevo pacto social que se acuerde".
"Apostamos decididamente por que se reconozca a Euskadi como nación dentro de un Estado plurinacional y plurilingüe en el que se refuercen los vínculos de solidaridad interterritorial", ha insistido.
Zabala ha realizado estas declaraciones en un acto preelectoral celebrado en Vitoria donde ha presentado la "propuesta de país" de Elkarrekin Podemos, que ha calificado como "un pacto entre diferentes, que ofrece un proyecto de avance social, democrático y de convivencia".
Tras poner en valor el Estatuto de Gernika, afirmando que "representó un gran avance en su momento y ha posibilitado una importante capacidad de autogobierno", ha criticado que "37 años después de su aprobación, sigue sin haberse completado su desarrollo" y ha denunciado que ha sido utilizado "por unos y otros" como "moneda de cambio para alcanzar acuerdos de otro tipo".
En este sentido, ha asegurado que "una nueva generación de vascos quiere alcanzar un nuevo pacto que sea más inclusivo que el anterior, más transversal entre las diferentes identidades nacionales, que ponga en valor los aciertos, pero también los errores del tiempo pasado y que ofrezca un futuro con oportunidades y sin desigualdad social".
"En Elkarrekin Podemos estamos dispuestas a atender esa necesidad ciudadana y política de renovar nuestros pactos y acuerdos de convivencia. Se ha abierto un tiempo político muy diferente al de 1979 y necesitamos un acuerdo que dé respuesta a los retos del presente y el futuro", ha defendido.
Por ello, ha rechazado "limitar" ese "nuevo pacto" a una "cuestión territorial", y ha apostado por "alcanzar una serie de acuerdos mucho más amplios en materia social e institucional". "Negar estas otras dimensiones, como pretende el PNV, no significa no abordarlos, simplemente significa que quieren reservarse para ellos mismos la respuesta, imponiendo su visión", ha reprochado.
Elkarrekin Podemos ha defendido que este 'pacto social' debe reconocer que la sociedad vasca es "plural por naturaleza" y considera "imprescindible" que todos se comprometan "a reconocer esa pluralidad garantizando que en Euskadi no sobra nadie, que todos los proyectos políticos son legítimos y comprometiéndonos totalmente con el respeto a los derechos humanos".
VOLUNTAD DE LA CIUDADANÍA
También cree que el acuerdo debe "dar respuesta a la demanda de una buena parte de la ciudadanía de tener mayor capacidad de decisión" y propone "consensuar entre las fuerzas vascas un cauce legal para que todos los proyectos políticos puedan llevarse a cabo y acordar que en un Estado democrático no hay un techo legal a la voluntad de la ciudadanía".
Tras poner como ejemplo la experiencia de Canadá con la Ley de Claridad, ha defendido la necesidad de conseguir "un acuerdo de claridad entre las fuerzas políticas vascas, es decir, un marco de carácter bilateral a través del acuerdo" porque lo considera como "la vía más adecuada", ya que "ofrece garantías a todas las partes".
"Es una medida que ya ha sido ensayada en otras democracias similares a la nuestra y que podemos adaptar a nuestra realidad para dar una respuesta adecuada a la voluntad ciudadana de poder decidir", ha afirmado.
NUEVO ESTATUS TERRITORIAL
Además, Elkarrekin Podemos considera que "es preciso intentar acordar un nuevo estatus territorial para Euskadi que genere la adhesión de una amplia mayoría social" y ha abogado por una consulta "en la que la ciudadanía pueda refrendar el nuevo pacto social que se acuerde".
En este sentido, ha explicado que Elkarrekin Podemos apuesta "decididamente" por que se reconozca a Euskadi como "nación dentro de un Estado plurinacional y plurilingüe en el que se refuercen los vínculos de solidaridad interterritorial".
PAZ Y CONVIVENCIA
"Me gusta hablar de esta cuestión a través de una metáfora, la de comparar tejer un jersey para alguien a quien quieres con tejer la paz y la convivencia. Nos hace falta mucho cariño para entrelazar tanto sufrimiento injusto, para entretejer de forma inclusiva los hilos de memorias diversas", ha defendido.
Por ello, ha defendido la necesidad de trabajar "para que nadie nunca crea que la dignidad humana es moneda de cambio en una disputa política; para que nadie vuelva a sentir que sobra en esta tierra; para que sea posible un futuro de convivencia entre diferentes e iguales; para que lo que hemos vivido nunca se vuelva a repetir; para que la violencia quede totalmente desterrada y deslegitimada en nuestra sociedad".
"El objetivo es seguir construyendo la convivencia, seguir trabajando por los derechos humanos y la cultura de paz", ha insistido.
Elkarrekin Podemos quiere "trabajar" este acuerdo "de una forma más participativa, a pie de calle" con el objetivo de "implicar a toda la sociedad vasca en construir la paz, contando con la experiencia y participación de los colectivos sociales".
Por ello, considera "deseable" afrontar el futuro "compartiendo un relato inclusivo de todo lo sucedido", y cree que esto "implica hacer una llamada serena y sincera a que cada uno revise críticamente su pasado".
POLÍTICA PENITENCIARIA
Además, ha reclamado que las políticas de paz y convivencia se desarrollen "contando con todos y, sobre todo, desde la colaboración entre el Gobierno vasco y el Gobierno central". En esta línea, ha reclamado "enfocar la política penitenciaria desde un enfoque humanitario que se acerque a las personas presas".
En este sentido, ha reivindicado el traspaso "inmediato" de la competencia de prisiones al Gobierno vasco, "tal como dice el actual Estatuto de Gernika", y ve necesaria una colaboración "leal" entre Gobierno vasco y central "en aras a facilitar un desarme y disolución de ETA, de los que única y exclusivamente ella es la responsable".
EUSKAL HERRIA
Asimismo, ha destacado que "existe una realidad cultural compartida entre diversos territorios, que es el euskera, y que tiene su propia expresión: Euskal Herria", motivo por el que creen que es necesario "convertir el euskera en un elemento de cohesión social entre las diferentes sensibilidades existentes en Euskadi".
Por ello, ha propuesto "potenciar fórmulas compartidas entre esos diferentes territorios para la gestión de estos vínculos sociales, culturales y económicos existentes entre Navarra, Iparralde y Euskadi".