Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos cierra su consulta sobre las reglas de Vistalegre II con una participación del 22,7% de los inscritos

Los resultados del que supone el primer enfrentamiento directo entre Iglesias y Errejón los dará a conocer el jueves Echenique
La consulta celebrada por Podemos entre el pasado domingo y este martes para definir las reglas de juego de su segunda Asamblea Ciudadana Estatal ha cosechado una participación de 99.162 inscritos de los 436.452 llamados a votar, lo que supone un 22,7% del total, y un 38,9% si sólo se tienen en cuenta los militantes "activos", que son 254.533.
Así lo ha anunciado la Secretaría de Organización en su canal de Telegram después de que la votación terminase la pasada media noche. Dos horas y media antes de cerrarse la consulta, con poco más de 91.000 votos en ese momento, esta Secretaría tachaba ya de "altísima" la participación y animaba a llegar a 100.000 votos, un umbral que finalmente, aunque por poco, no se ha alcanzado.
Esta consulta, convocada por el secretario general, Pablo Iglesias, tenía como objetivos concretos fijar el formato que se utilizará para organizar los debates que se den en el congreso de febrero así como modificar el sistema de votación utilizado en la primera Asamblea Ciudadana Estatal de Vistalegre de hace dos años, para implantar uno más proporcional.
Aunque se trata de dos cuestiones técnicas, Podemos ha transformado esta primera tarea organizativa en un intenso debate político que los diferentes sectores que existen en la formación morada han aprovechado para comenzar a defender sus estrategias para Vistalegre II y para marcar así sus diferencias con el resto.
PRIMER ENFRENTAMIENTO DIRECTO ENTRE IGLESIAS Y ERREJÓN
De hecho, se trata de la primera vez que el secretario general y el secretario Político, Íñigo Errejón, se enfrentan en un proceso a nivel estatal, y por lo tanto, la primera ocasión en la que podrán medir con qué apoyos cuentan entre las bases, antes de afrontar la recta final hacia la asamblea de febrero.
Al igual que Iglesias y Errejón, los 'anticapitalistas' también han decidido llevar su propia propuesta, después de un intento fallido de pactar un modelo conjunto entre estas tres corrientes, que finalmente no fue posible por las discrepancias que existen, principalmente, entre los 'pablistas' y los 'errejonistas'.
De este modo, de las 39 propuestas presentadas por los inscritos, las tres que más atención han despertado son el sistema 'DesBorda', que ha elaborado el secretario de Organización, Pablo Echenique, por encargo de Iglesias; la propuesta 'Recuperar la ilusión' defendida por Errejón y sus afines; y el documento 'Podemos en Movimiento' de los 'anticapitalistas', que firman, entre otros, el eurodiputado Miguel Urbán o la líder andaluza, Teresa Rodríguez.
Los diferentes sistema presentados por unos y otros, así como el modo de organizar los debates --si se tienen que fijar fases diferenciadas para abordar primero los estatutos y después la composición de la nueva dirección, o si se deben debatir todo de forma conjunta, con una cosa vinculada a la otra--, han sido objeto de duras críticas cruzadas entre los equipos.
CRÍTICAS CRUZADAS
Por ejemplo, los 'errejonistas' han acusado a Iglesias y los suyos de buscar implantar un sistema de votación mayoritario que no favorece, a su juicio, la integración de los diferentes equipos y que supone una "involución democrática".
Por su parte, los 'pablistas' defienden vincular las propuestas políticas y organizativas a los equipos que los proponen, y consideran que no tiene ningún sentido separar estos debates, como pide Errejón, porque no se puede despojar a las personas de sus ideas.
Los 'anticapitalistas', que fueron los primeros que lanzaron su proyecto y su sistema de votación, se han mantenido en un segundo plano, manteniendo un perfil bajo durante los últimos días y, aunque han hecho campaña por su propuesta, no han realizado, por ejemplo, actos para pedir el voto como sí lo han hecho las otras dos principales corrientes.
De hecho, 'pablistas' y 'errejonistas' se han volcado durante las 72 horas que ha durado la votación en llamar a la participación a los inscritos y pedir el voto para su proyecto, conscientes de que este primer duelo será determinante a la hora de fijar las posiciones de salida hacia el congreso de febrero y hacia una posible negociación para buscar una síntesis de sus propuestas.
IGLESIAS Y SU "PLEBISCITO"
"Sabéis que yo siempre digo la verdad. Para algunos es una virtud y para otros es un defecto. Yo os voy a seguir diciendo la verdad. Para mí, el valor más importante en política es la coherencia, por eso digo DesBorda", ha asegurado Iglesias en un mensaje en vídeo que ha difundido en las redes sociales pocas horas antes de finalizar la votación.
Coincidiendo con esta última jornada de votación, el secretario general ha avisado de que, si en Vistalegre II no ganan sus propuestas políticas y organizativas, no seguirá al frente del partido, por "coherencia"; un mensaje que los 'errejonistas' han recibido con malestar, al entenderlo como un intento de Iglesias de influir en la votación a su favor, al trata de convertir cualquier votación en Podemos como un plebiscito sobre su figura, o incluso un "chantaje".
Los resultados de este simulacro de Vistalegre, en los que además del sistema de votación o el formato del congreso se decidirá si el censo permanece abierto durante la asamblea --como piden los 'errejonistas'--, o se cierra antes --como defienden los 'pablistas'-- los dará a conocer el jueves en rueda de prensa Pablo Echenique en calidad de secretario de Organización.