Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos apuesta por Ruiz-Huerta en la Asamblea para lograr una organización "más coral" y reforzar liderazgos femeninos

El Grupo Parlamentario estudiará la próxima semana si ratifica o no el relevo de José Manuel López
El Consejo Ciudadano de Podemos Comunidad de Madrid ha decidido apostar por Lorena Ruiz-Huertas, afín al sector anticapitalista que lidera Miguel Urban, al frente de la Portavocía del Grupo Parlamentario en la Asamblea en el marco de su objetivo para construir una organización "más coral" y reforzar los liderazgos feministas.
En un comunicado tras la reunión de este viernes, el Consejo Ciudadano ha explicado el cese de José Manuel López, afín a las tesis del secretario de Política y 'número dos' del partido, Íñigo Errejón, como portavoz en la Asamblea, una decisión que deberá ser examinada para su posible ratificación por el Grupo Parlamentario de Podemos durante la próxima semana.
En su argumentación, se encuadra esta medida en los objetivos en la hoja de ruta elegida en la pasada Asamblea Ciudadana por la mayoría de los inscritos --en la que Ramón Espinar, cercano al proyecto del líder de la formación morada, Pablo Iglesias, fue elegido secretario general de Podemos Comunidad de Madrid-- para "desarrollar un proyecto alternativo, así como construir una organización más coral y reforzar los liderazgos feministas".
Al frente del proyecto para lograr convertirse en la "primera fuerza de oposición" a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, el partido apuesta así por la consejera, abogada y defensora de Derechos Humanos Lorena Ruiz-Huerta.
Una designación que considera "un paso más" para avanzar en la consecución del objetivo marcado por el partido en favor de "la igualdad" y la lucha contra la "violencia machista que se expresa en multitud de formas". "Podemos demanda cada día más que las mujeres tengan visibilidad en la política, que formen parte de las decisiones, y la necesidad de construir herramientas feministas para el empoderamiento de las mujeres", recuerda al respecto.
Finalmente, reitera que el objetivo final del proyecto de Espinar es el de plantear respuestas "a la vulneración sistemática de los derechos humanos por el gobierno del PP y a un modelo neoliberal basado en la desigualdad, en la privatización y en la exclusión de los derechos sociales condenando a la precariedad y pobreza a cada día más ciudadanos y ciudadanas madrileñas".