Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón pedirá a Podemos sumar fuerzas "hasta el último día posible"

Garzón, candidato de Izquierda Unida, en A CoruñaEFE

El candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, no cejará "hasta el último día posible" en su intento de sumar a Podemos a una candidatura de unidad popular para las próximas elecciones generales porque cree que es la única vía posible para "transformar la sociedad", todo ello pese a las "salidas de tono" o incluso "insultos" recibidos por parte de los dirigentes del partido liderado por Pablo Iglesias.

En una entrevista con Europa Press, Alberto Garzón ha confirmado que su apuesta por una candidatura de unidad popular se mantendrá vigente hasta que se cierre el plazo oficial para registrar candidaturas ante la Junta Electoral.
"Hasta el último momento es posible", ha confiado dejando claro que desde IU no se van a "rendir" hasta "el último momento".
Garzón, secretario de Convergencia de IU, cree que su formación y Podemos son "dos cosas diferentes" con proyectos políticos distintos, pero que tienen "espacios en común".
"No es momento de subrayar esas diferencias sino de acentuar lo que tenemos en común", considera insistiendo en esta vía como la única opción para desbancar a PP y PSOE del Palacio de la Moncloa.
A su juicio, pese a sus diferencias, ambas formaciones podrían ponerse de acuerdo en una serie de puntos programáticos que les permitieran concurrir juntos a las elecciones y tener una oportunidad para "cambiar el país".
En caso de que esta unidad no sea posible, acepta que IU y Podemos son dos proyectos políticos que "podrían competir electoralmente" y ambos sacarían buenos resultados, logrando grupo parlamentarios propio en el Congreso. Sin embargo, "seguiría gobernando el bipartidismo" y se perdería una oportunidad histórica.
NO NOS VAN A ENCONTRAR PELEÁNDONOS CON PODEMOS
"Yo no tengo ningún problema en debatir, reflexionar o discutir en público con Pablo Iglesias o cualquier otro dirigente político, pero creo que es el momento de sumar esfuerzos para cambiar este país y eso pasa por la candidatura de unidad popular", ha argumentado.
Garzón no cree que sea "humillante" seguir defendiendo esta opción después de los continuos rechazos de Podemos y su líder, Pablo Iglesias. "Lo que sería humillante es desperdiciar la oportunidad de transformar este país", considera pese a reconocer que "a nadie le gusta que haya salidas de tono" o momentos en los que la política "se baja al ámbito del barro o del lodo".
"Pero a nosotros no nos van a encontrar ahí, peleándonos con los compañeros de Podemos ni en ámbitos de insulto", ha insistido después de algunas declaraciones de Pablo Iglesias despectivas hacia IU.
Pese a ello, Garzón cree que sus diferencias con el líder de Podemos son de naturaleza política y no advierte en Pablo Iglesias ninguna "rencilla" por no haber encontrado en IU el hueco que reclamaba.
El candidato de IU al Palacio de la Moncloa aboga por un pacto a nivel estatal pese al rechazo de Podemos, que limita los posibles acuerdos con Podemos al ámbito territorial. "Me gustaría que los acuerdos fueran estatales porque es lo que tiene más sentido. Cualquier otra hipótesis creo que no es la hipótesis ganadora", ha dejado claro.
NO PERDER EL TIEMPO EN EL NOMBRE DE LA CANDIDATURA
A su juicio, el pacto alcanzado en Cataluña bajo el nombre de 'Catalunya sí que es pot' entre Podemos, ICV e EUiA es el ejemplo de que la confluencia es posible. "Si se puede hacer en Cataluña se puede hacer en el resto del Estado", ha defendido indicando que, a su juicio, los problemas de los catalanes no son "tan diferentes" a los del resto del Estado.
El espacio de esta unidad podría ser la plataforma Ahora en Común, un espacio que cree que "todavía hay que dejar que se desarrolle" aunque "la impresión es buena". "Hay que dejar que se desarrolle para ver cómo va en el tiempo y si efectivamente puede ser ese o no el espacio de una candidatura de unidad popular", ha emplazado.
Pese a todo, Garzón rechaza "empezar la casa por el tejado" y ha dejado claro que IU no se va a "entretener" en discutir sobre la denominación de la candidatura.
"Nuestra preocupación es que haya voluntad popular, y todavía no la hay por todos los actores", ha asumido recordando casos como los de Ahora Madrid o Barcelona en Común, en los que "los nombres se pusieron al final".
En todo caso, Garzón ha reconocido a Podemos su capacidad para "determinar la agenda política" y ser capaz de "ilusionar a la gente de manera extraordinaria". Sin embargo, reconociendo todas las "ventajas y hazañas" del partido de Pablo Iglesias, insiste en que ese partido en solitario no tiene capacidad suficiente para cambiar el país.
Según ha destacado, las fuerzas de izquierdas podrían ponerse de acuerdo después de las elecciones, pero habrían desperdiciado la oportunidad de superar la "penalización" de la ley electoral y "no será suficiente para transformar el país".