Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos se querrellará contra Jordi Pujol, su esposa y sus hijos

Podemos y Guanyem Barcelona han anunciado que interpondrán una querella contra el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, su esposa, Marta Ferrusola, y sus siete hijos tras la confesión de que tuvieron una fortuna sin declarar durante 34 años en el extranjero.

Según han informado las formaciones este lunes, la querella es por presuntos delitos contra la Hacienda Pública, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, soborno de funcionarios, malversación de fondos públicos y prevaricación, entre otros, e incluirá a empresarios "cercanos al entramado familiar".
La querella, que ha sido redactada por los servicios jurídicos de Podemos y Guanyem Barcelona, pedirá que se "esclarezcan los hechos y que los ciudadanos puedan conocer los entramados de corrupción que tienen dramáticos efectos sobre los recursos públicos y la democracia".
Se presentará en un acto en Barcelona este martes a las 11 horas y contará con la presencia del exfiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo, que ya se querelló contra Pujol por el caso Banca Catalana en los años 80.
Asimismo, intervendrán la portavoz de Guanyem Barcelona Ada Colau; el abogado Jaume Asens; Íñigo Errejón (Podemos); Joan Herrera (ICV-EUiA); David Balbas (Procés Constituent) y el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (Favb), Lluís Rabell.
Precisamente, la semana pasada la Favb, la Confederación de Asociaciones Vecinales de Catalunya (Confavc) y el Observatorio de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (Desc) anunciaron también que presentarán una querella contra Pujol.
Según ha indicado Rabell a Europa Press, se trata de iniciativas "paralelas" que podrían confluir, aunque en su caso han hecho un llamamiento a sindicatos y movimientos sociales para unirse a su iniciativa para constituirse como acusación popular.