Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luz verde al Plan de Igualdad, que contará con 3.140 millones de euros

El Consejo de Ministros ha dado luz verde al Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades (PEIO) 2014-2016, que cuenta con un presupuesto de 3.127 millones de euros y 224 medidas concretas en tres ejes principales, que serán la violencia de género, la igualdad en el ámbito laboral y la conciliación, con iniciativas para la racionalización de horarios como promover que se adelante el 'prime time' de televisión.

Así lo ha explicado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en una rueda de prensa en la que ha comparecido junto a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato; y en la que ha desgranado algunos de los retos pendientes en materia de equidad en España.
   En concreto, ha destacado que "la tasa de actividad de las mujeres está 13 puntos por debajo de los hombres", que perciben un salario anual un 22 por ciento mejor que ellos y que "menos del 14 por ciento" de los consejeros de administración de las empresas del IBEX, son mujeres. "La maternidad todavía nos afecta en la entrada y permanencia en el mercado laboral, en 2012 el 95% de quienes tomaron excedencia por cuidado de hijos fueron mujeres", ha señalado la vicepresidenta.
   Ana Mato, por su parte, ha detallado las líneas generales del plan. En el ámbito de la conciliación, al que se asignan 1.529 millones de euros, destaca su intención de trabajar con las televisiones para conseguir que adelanten el 'prime time'. "Pedimos la colaboración de los medios de comunicación para que hagan un esfuerzo con nosotros, a ver si podemos terminar un poco antes las emisiones estelares de las cadenas, como las series, para que las familias puedan acostarse un poco antes", ha señalado.
   Para la ministra, la conciliación de la vida familiar y profesional "es imprescindible para lograr la igualdad real de hombres y mujeres" y "requiere que se intenten cambiar los horarios, como pide toda la sociedad, las organizaciones y especialmente las familias", en todos los ámbitos, desde las administraciones públicas hasta los medios de comunicación.
   En esta línea, se "están estudiando" otras medidas, como articular fórmulas que permitan a los trabajadores ausentarse para acudir a las reuniones escolares, "ampliar derechos a la reducción de jornada" a los padres con hijos enfermos de gravedad --"estamos decididos en esto", ha dicho Mato-- y "nuevas medidas de sensibilidad horaria que permitan reducir en determinados casos la jornada de trabajo".
Bolsa de horas, sólo para empleados públicos
   "Las Administraciones Públicas tenemos que conseguir que usemos unos horarios más racionales de trabajo, no puede ser que tengamos reuniones a las ocho de la tarde, con lo que supone para muchas personas que no pueden por ello ir a su casa a estar con sus hijos", ha añadido la ministra, para quien las administraciones deben empezar por dar ejemplo.
   Para los funcionarios se contempla estudiar la creación de 'bolsas de horas' para atender responsabilidades familiares o personales "que permitan disminuir, en determinados periodos y por motivos relacionados con la conciliación, la jornada semanal, recuperándose el tiempo en las jornadas siguientes".
   Según ha apuntado, estas iniciativas se completarán con las medidas de promoción y apoyo a la maternidad que su departamento prevé incorporar en un plan integral de apoyo a la familia que se aprobará próximamente y que contará "una mejora de las deducciones fiscales" por hijo a cargo y "un sistema de información" que recopile todas las ayudas públicas disponibles para las madres.
   En materia de igualdad en el empleo y lucha contra la discriminación salarial, Mato ha explicado una serie de medidas que con un presupuesto de 650 millones de euros abarcan desde "facilitar la incorporación al trabajo de las mujeres que han tenido un periodo de inactividad por causa de sus hijos o de otros cuidados" y programas para acceso y permanencia en el empleo de mujeres especialmente vulnerables "con itinerarios personalizados y acompañamiento", hasta fomentar el emprendimiento.
Acuerdos con empresas
   Sobre este asunto, ha destacado que "más allá de crear nuevas empresas" por mujeres, se trata de "promover su mantenimiento y crecimiento", por lo que se contemplan medidas de apoyo y de acceso a líneas de financiación o microfinanciación, especialmente destinadas al ámbito de las nuevas tecnologías. En este aspecto se incluye un plan de igualdad en la Sociedad de la Información que contará con 33 millones de euros.
   Para promover la presencia femenina en los puestos de toma de decisión, se seguirá apostando por los convenios de adscripción voluntaria con empresas y se articulará un plan Especial para la Promoción de las Mujeres Rurales, que las lleve a formar parte de los mandos en las cooperativas agrícolas, ganaderas y pesqueras.
   Además, ha apuntado que habrá medidas para "fomentar el espíritu emprendedor desde las etapas escolares hasta las universitarias", a fin de que las mujeres elijan su futuro sin presión de estereotipos, así como programas educativos específicos de apoyo y refuerzo a alumnas especialmente vulnerables
   En paralelo, ha asegurado que se reforzará "la vigilancia y la inspección para asegurar que se cumple la normativa de igualdad salarial", prestando además asesoramiento a "víctimas de discriminación retributiva" y "diseñando herramientas informáticas de autodiagnóstico" de la misma.
   Por último, en cuanto a violencia de género, el plan contiene la Estrategia Nacional para su erradicación, aprobada, vigente y presupuestada con 1.500 millones de euros, entre cuyas medidas figura la consolidación del trabajo en red, la coordinación, la atención personalizada, la ventanilla única y la sensibilización, así como la integración laboral de las víctimas de la violencia machista.