Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Piqué dice que el indepedentismo ha fracasado y ahora busca ampliar su base social con el "mundo Colau"

El exministro Josep Piqué ha advertido que el independentismo en Cataluña va a transformarse en un movimiento de reivindicación del derecho a la autodeterminación para ampliar el respaldo social y atraer a lo que ha llamado "mundo Colau", a las plataformas y partidos políticos del proyecto de la alcaldesa de Barcelona.
Piqué ha intervenido en un debate de la fundación FAES junto al también exministro Alberto Ruiz-Gallardón y la economista Rocío Albert. En su intrvención, ha asegurado que el independentismo ha fracasado, porque no ha conseguido sumar a la mitad de Cataluña pese a los años transcurridos, y que busca ampliar ahora su base social.
A su juicio, la estrategia es lograr un "proyecto más transversal" en torno a la reivindicación del derecho a decidir de los catalanes, en la que los partidos independentistas pueden coincidir con la izquierda de Iniciativa, de Podemos y de las plataformas que apoyan el proyecto político de Ada Colau.
Ese nuevo movimiento, ha continuado, argumenta que la ley es contraria a la democracia porque no permite votar y extiende la idea de "qué hay de malo" en expresarse en las urnas.
El exministro ha asegurado que la situación en Cataluña es a su juicio grave porque las instituciones "están al servicio de un proyecto político de parte" y porque se ha asumido que el precio que habrá que pagar es "que la propia sociedad catalana se desgarre".
Ante a esta situación, Josep Piqué cree que se deben dar la "batalla" de contraponer ideas y afrontar debates para reconquistar "afectos, sentimientos y mentes". "Eso requiere tiempo, paciencia, pero hay que hacerlo. Las batallas que no se dan inevitablemente se pierde, ahí todos tenemos mucho que decir, las fuerzas políticas pero también la sociedad civil y celebro que empiezo a ver cierta efervescencia de colectivos contra esa trampa", ha añadido.
CATALUÑA NO VA A SER INDEPENDIENTE
Alberto Ruiz-Gallardón ha sentenciado por su parte que Cataluña no va a ser independiente porque no tiene viabilidad jurídica ni política, porque en su opinión no hay acuerdo dentro de la propia sociedad catalana y porque el independentismo "ha fracasado desde el principio" en las instituciones internacionales.
"Cuando dicen que Cataluña va a ser un Estado independiente mienten", ha asegurado, y ha pronosticado que el independentismo busca "forzar" a que el Estado tenga que aplicar los últimos mecanismos constitucionales para evitar la secesión, llegar a una situación de "dramatismo jurídico y político" para justificar después su fracaso: "Lo intenté, pero no lo logré".
Ruiz-Gallardón ha reclamado al Estado que, aunque haya que llegar a ese final "dramático", no ceda en la defensa de la unidad de España y de la igualdad de los ciudadanos.
Dicho esto, ha agregado que el daño "provocado" por el secesionismo es enorme. "Y solamente hemos dado el silencio por respuesta. El movimiento (de respuesta) tiene que darse de abajo arriba, la sociedad catalana tiene enorme responsabilidad, ha habido mucho silencio en una parte de la sociedad catalana", ha agregado.