Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Peñas dice que Correa sólo quería "hacer dinero" y no era consciente de cometer un delito

Afirma que el empresario regaló un Range Rover a Sepúlveda por la adjudicación de unas "obritas"
El denunciante de la trama Gürtel y exconcejal del Ayuntamiento de Majadahonda, José Luis Peñas, ha destacado este martes ante el tribunal encargado de jugar a los 37 acusados por la primera época de actividades de la red que el considerado 'cabecilla' de la trama, Francisco Correa, no era consciente del delito que estaba cometiendo con sus negocios porque lo que él quería era "hacer dinero de la forma que fuera".
"No tenía conciencia de lo que realmente hacía, siempre pensaba que hacer negocios era hacer dinero de la forma que fuera, para él todo era un 'business'", ha afirmado sobre el líder de la Gürtel, sobre el que ha dicho que "no entiende lo que es un cohecho o una malversación".
La fiscal Concepción Nicolás le ha mostrado varias transcripciones de grabaciones en las que se hablaba de la supuesta 'contabilidad B' de Correa. Ante esto, el acusado --que se enfrenta a seis años y cinco meses de cárcel-- ha enfatizado que "nunca" ha sido consciente de que "había una 'caja B' en el sentido defraudatorio", ni tampoco de la existencia de una "caja Madre".
"Con el señor Correa jamás hablé de la contabilidad", ha aseverado, al mismo tiempo que ha hecho hincapié en que se ha enterado de todo ello durante la instrucción de la causa. No obstante, ha recordado y reconocido lo declarado por el empresario en este juicio, en el que destacó que era "cien por cien cierto" que Correa llevó maletines con dinero tanto a la casa del extesorero del PP Luis Bárcenas como a la sede nacional del PP, en la calle Génova de Madrid.
En este sentido, ha explicado que ese "capital", dinero "en cash", era referente a las obras que le adjudicó el Ministerio de Fomento, entonces dirigido por Francisco Álvarez-Cascos. "Se supone que cuando llevas ese dinero es para que se quede ahí, para que el partido se financie con ese dinero", ha apuntado.
NO CREE QUE LUIS DELSO SEA 'LUIS, EL CABRÓN'
Preguntado sobre si el que aparece en la supuesta 'contabilidad B' del Correa como 'Luis, el Cabrón' es el extesorero 'popular', Peñas se ha remitido a su declaración en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) en 2009 en la que ya afirmó que había oído ese apelativo en referencia a "los cabrones de 'Génova'" y no sobre Bárcenas. No obstante, ha subrayado que tampoco cree que el expresidente de Isolux Luis Delso sea esta persona, tal y como apuntó Correa en su comparecencia.
Peñas ha afirmado que no tiene un conocimiento específico de la relación del empresario con Bárcenas y ha indicado que ha escuchado hablar de él como "parte de un grupo que les estaba impidiendo trabajar con el partido".
En cuanto a la relación del empresario con alcaldes madrileños, ha concretado que el Range Rover que Correa regaló al exalcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid) y exmarido de la exministra de Sanidad Ana Mato, Jesús Sepúlveda --también acusado en esta causa-- se debe a la intermediación del 'popular' para la adjudicación de unas "obritas" en el municipio madrileño.
Así, ha indicado que Francisco Correa también ha tenido un contacto más cercano con otros exalcaldes madrileños como el de Boadilla del Monte Arturo García Panero, 'el Albondiguilla'; el de Arganda Ginés López --ambos acusados en otras piezas relacionadas con esta causa--, o el de Majadahonda Guillermo Ortega.
PRESIONES A "EL ALBONDIGUILLA"
Peñas también se ha referido al vídeo que supuestamente manejó Correa para presionar al ex alcalde de Boadilla del Monte, en el que 'El Albondiguilla' aparecía contando mucho dinero en una mesa. Ha asegurado que llegó a ver parte de esas imágenes y que el cabecilla de la Gürtel quería utilizarles para presionar en una época en la que González Panero quería desvincularse de la trama.
Según ha explicado, Correa también ejerció ese tipo de presiones con él: "Él cree que tiene potestad sobre nosotros y puede hacer lo que quiera con nosotros", ha explicado durante su larga declaración a la fiscal anticorrupción.
El presidente del tribunal, Ángel Hurtado, ha explicado que está permitiendo que se hable de hechos cometidos posteriormente a lo descrito en la pieza 'Época I: 1999-2005' --que está siendo juzgada desde el pasado 4 de octubre--, y que están relacionados con otras piezas de la trama Gürtel, ya que sirve para "contextualizar".