Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez, Iglesias y Rivera no se sentarán juntos por ahora

Sánchez, empeñado en encontrar la luz al final del túnel. El PSOE  sigue caminando  a la búsqueda de un acuerdo complicado y con el reloj ya en tiempo de descuento. Ahora toca hablar, aunque es difícil que se repita esta imagen: Sánchez, Iglesias y Rivera, juntos. Los tres líderes, en principio,  no se reunirán. Dejan las negociaciones para sus equipos, mientras ellos marcan territorio. Saben que si no hay acuerdo, habrá que ir a elecciones. “Peor que unas elecciones es un mal gobierno”, dice Rivera.  Lo dice mirando a Iglesias, un Iglesias que ve difícil el consenso y le pide cintura. 24 horas después del paseo con Sánchez, Podemos parece ver las cosas de otro color  y hasta Ciudadanos parece relajarse. Pero no se engañen; una cosa es la primavera y otra la política.