Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez recalca que el "adversario" del PSOE es el PP

Pedro Sánchez durante el Comité Federaltelecinco.es

El líder de los socialistas, Pedro Sánchez, ha recalcado en el cierre del Comité Federal del PSOE que el "adversario" de su partido es el PP y ha pedido que se explique a los ciudadanos que su objetivo es "dividir a la izquierda". Además, ha dejado claro que no se puede pactar con el "doctor No".

Según han informado fuentes socialistas, Sánchez ha respondido así en su segunda intervención ante el Comité Federal a las críticas de Izquierda Socialista, cuyos portavoces en este órgano han denunciado las "descalificaciones" del secretario general a Podemos y han avisado de que no es conveniente cerrar la puerta a posibles pactos en el futuro con este partido, porque, además, supondría "echarse en brazos del PP".
"No se puede decir nunca jamás", le ha señalado a Sánchez el miembro de esta corriente interna Juan Antonio Barrio de Penagos. El líder del PSOE le ha respondido, evitando hablar de Podemos, pero añadiendo que sí puede decir que no va a pactar con "el doctor No", en lo que varios asistentes han entendido una referencia al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
En su primera intervención, Sánchez ha sido muy duro con el "populismo". Sin nombrar al partido de Pablo Iglesias, ha denunciado que el populismo construye su proyecto "sobre el descrédito del otro sin aportar soluciones ni futuro a la sociedad o con propuestas que provocarían frustración a los más débiles y un pobre futuro para España".
Sus palabras llegan después de una semana en la que ha identificado a Podemos con el populismo, con quien ha dicho que el PSOE no va a pactar "ni antes ni durante ni después" de las próximas convocatorias electorales.
Este sábado no ha hablado de acuerdos, más allá de la referencia al 'doctor no' y después de que, en su primer discurso, ofreciera al resto de grupos parlamentarios y al Gobierno tres pactos de Estado en materia de educación, energía y reforma constitucional.
En su primera intervención, ha avisado de que el PP y el populismo comparten una "gran coalición de intereses" que busca "debilitar al PSOE". Después, ha cerrado insistiendo en que el adversario es el partido de Mariano Rajoy y ha insistido en que pretende "dividir a la izquierda".