Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sentidos homenajes en las estaciones en las que estallaron las bombas del 11-M

Los homenajes a las víctimas de los atentados del 11-M en el décimo aniversario de la tragedia se han seguido sucediendo a lo largo del día. Por la tarde, numerosas personas han rendido tributo a los fallecidos en las estaciones de Cercanías en las que estallaron las bombas. Por la mañana, la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, había opinado que "algo no va bien" cuando las víctimas han pasado de ser "un referente moral" a "sentirse solas". En el décimo aniversario de los atentados se ha podido ver de nuevo a todas las asociaciones de víctimas juntas.

Por la tarde, los homenajes a las víctimas del 11-M han tenido lugar en las estaciones de Cercanías donde estallaron las bombas que acabaron con la vida de 191 personas.
El acto celebrado en la estación de cercanías de Santa Eugenia, organizado por la Junta Municipal de Villa de Vallecas y asociaciones vecinales, ha contado con la presencia de numerosos vecinos que querían apoyar el acto. En la estación de El Pozo, también numerosas personas han rendido tributo a las víctimas.
Lectura en el Bosque de los Ausentes
Pedraza ha leído un manifiesto en el Bosque de los Ausentes, en el parque del Retiro, como madre de Miriam, una de las víctimas mortales que iba a bordo de los trenes, antes que como presidenta de la AVT. Lo ha hecho delante de políticos y representantes de todas las instituciones, como los ministros de Interior y Justicia, Jorge Fernández Díaz y Alberto Ruiz-Gallardón, respectivamente.
Flanqueada en el estrado por las presidentas de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Ángeles Domínguez, y de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco, Pedraza ha defendido que en estos momentos de "brutal crisis", en los que la economía es esencial, "la dignidad con las víctimas es un pilar fundamental que no debe olvidarse".
"Es fundamental la justicia. Algo no va bien cuando las víctimas pasan de ser un referente moral a sentirse solas en su lucha", ha manifestado. A los políticos presentes les ha dicho que hoy "no es un día de reproches ni de enfrentarse unos a otros" sino de honrar a los que no están para, a renglón seguido, pedirles que acaben "de una vez" con todo el terrorismo, sea del tipo que sea, y "sin miedo".
Antes, en la misa funeral en la Catedral de la Almudena, Pedraza ha confesado que las familias de las víctimas lo "sobrellevan" aunque este año está siendo "especialmente duro". "No sé si será por ser una cifra redonda, el décimo aniversario, pero este año está siendo especialmente doloroso", ha asegurado.
Nunca ha habido desunión
Pedraza ha destacado, por otro lado, que nunca ha habido desunión entre las asociaciones de víctimas. "No por ser víctimas tenemos que pensar todas igual, cada una tiene una forma de hacer su homenaje, su manera de pensar, pero en el fondo estamos más unidos que desunidos", ha apostillado. "Somos madres que hemos perdido a unos hijos y luego, cada uno, ha organizado (homenajes) como le ha parecido pero esa desunión nunca ha existido", ha insistido.
Han sido muchas las personalidades que se han acercado a la Catedral de la Almudena a rendir homenaje a las víctimas de los trenes y sus familias en una misa presidida por los Reyes de España acompañados por la Princesa de Asturias y la Infanta Doña Elena.
Plan de reinserción para las víctimas
Por otro lado, la presidenta de la Asociación 11-M, Pilar Manjón, ha pedido un "plan de reinserción para las víctimas" en declaraciones en Cadena Ser, ya que le parece "injusto" que sí haya un plan para "los verdugos".
"Queremos un plan de reinserción de las víctimas. Nos parece injusto que haya un plan de reinserción de los verdugos mientras el 60 por ciento de los socios de nuestra asociación está parada, y muchos de ellos sin cobrar si quiera los 400 euros", ha manifestado, recalcando que las subvenciones para las víctimas de terrorismo han disminuido y que su "vida cotidiana" consiste, entre otras cosas, a "evitar desahucios".
Asimismo, ha explicado que unos de los dos locales de su asociación lo tiene que cerrar porque no pueden seguir manteniéndolo. "El año pasado dieron 4000 terapias psicológicas a víctimas de terrorismo, y lo tenemos que cerrar", ha puntualizado.
Manjón ha dicho además que mostró su reticencia a que el acto para recordar a las víctimas en el décimo aniversario de los atentados del 11 de marzo de 2004 fuera un acto "católico" porque su asociación es "aconfesional". "Insistí mucho en un acto civil", ha recalcado, precisando que al final, aunque "un poco tarde" se ha invitado a todas las confesiones de España.
Para Manjón, madre de uno de los 192 fallecidos en los atentados del 11 de marzo, "el 11 M es cada día", porque "no hay día que no te levantes sin esa pérdida vital".