Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Patxi López dice que ningún candidato es un "traidor" y avisa: "Si nos seguimos gritando, no nos van a escuchar"

Quiere unir al PSOE pero avisa de que no puede hacerse con "apaños" ni buscando el "pensamiento único"
El diputado vasco y aspirante a la Secretaría General del PSOE Patxi López ha defendido este viernes que se presenta a estas primarias para "unir al partido" y ha hecho un llamamiento a la tranquilidad en esta carrera, defendiendo que ningún candidato será un "traidor". "Si nos seguimos gritando, nadie nos va a escuchar", ha dicho.
Así lo ha señalado el exlehendakari vasco ante unas 300 personas reunidas en el centro de arte Tomás y Valiente de Fuenlabrada, donde ha estado arropado por una gran representación orgánica del PSOE de Madrid, con el presidente de esta federación y alcalde de esta localidad, Manuel Robles, y la secretaria general, Sara Hernández.
También han estado muchos de los alcaldes socialistas, que, como la dirección del PSOE-M, apoyaron al ex secretario general Pedro Sánchez y que, ahora, apuestan por la candidatura de Patxi López.
INSISTE EN QUE IRÁ "HASTA EL FINAL"
López se ha dirigido a toda la militancia socialista para asegurar que en esta carrera va a ir "hasta el final" porque quiere "unir al partido y recuperar al proyecto socialista". Y, para eso, ha lanzado un mensaje a todos: "Si nos seguimos gritando entre nosotros, nadie nos va a escuchar", ha dicho.
El también expresidente del Congreso se ha mostrado seguro de que habrá más candidatos en estas primarias y ha defendido que hay que respetar a todo el que quiera defender una propuesta y ser "el secretario general o la secretaria general". Y ha defendido que "ninguno de ellos será traidor de nada" ni "enemigo" suyo. "Todos seremos socialistas defendiendo aquello en lo que creemos para mejorar nuestro partido", ha dicho.
López ha lamentado que los socialistas han "dedicado demasiado tiempo" a los asuntos internos y sus bases "lo han pasado francamente mal". "Sé que hemos dado espectáculos poco edificantes", ha admitido, lamentando que los dirigentes, entre los que se ha incluido, han dedicado mucho tiempo a sus problemas en lugar de ocuparse de lo de la gente.
Por eso, ha defendido que hay que "cerrar" este "capítulo" y "abrir un nuevo tiempo para unir al PSOE", pero, ha dicho, esto no se puede hacer "con apaños ni con parches". "Las cosas hay que hacerlas bien, es la hora de los militantes, es la hora de primero debatir, después elegir y, al final, integrar", ha remachado.
Así, y después de que los militantes recibieran con aplausos su intención de llegar "hasta el final" con este compromiso, ha garantizado que va a defender el derecho de la militancia a decidir cómo quieren su proyecto futuro.
Con él, ha insistido, no habrá "apaños", sino un debate de ideas y de propuestas que acabarán con el voto en urna de los afiliados y, después, en el espacio "de la suma, de la integración".
Pero, en este punto, ha avisado también de que no entiende "la unidad del partido como uniformidad", porque no quiere que el PSOE sea "un partido de pensamiento único, donde uno piensa y los demás obedecen".
(HABRÁ AMPLIACIÓN)