Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Patio Maravillas vuelve a Malasaña y se instala en un edificio privado abandonado y rehabilitado con dinero público

El Patio Maravillas ha vuelto a Malasaña instalándose en un edificio privado de la calle San Mateo, abandonado desde hace años "y en el que el Ayuntamiento (de Madrid) se ha visto obligado a emprender obras de rehabilitación con dinero público".
En un comunicado, el Patio ha recordado que los dos últimos edificios que lo alojaron, en la calle Divino Pastor y en Pez, "permanecen tras más de un año desalojados en situación de abandono". Y todo ello mientras "existen edificios vacíos de propiedad municipal en el centro de Madrid".
Son tres los ejemplos que ponen, el inmueble en el número 20 de Alberto Aguilera, una porción de 3.000 metros cuadrados del edificio de Conde Duque y el edificio situado en la calle Gobernador esquina con el paseo del Prado.
"De una forma u otra, el Patio ha tenido una relación con estos tres espacios, señalándolos o visitándolos como lugares que podrían dar una solución a las demandas de cesión de un espacio municipal a la autogestión ciudadana, algo que lamentablemente no parece estar en los planes de este Ayuntamiento", han lamentado en un comunicado.
El Patio ha explicado que decidieron apostar por la oportunidad que se abría con Ahora Madrid en el Gobierno municipal, una llegada que acogieron con "optimismo".
Sin embargo, se han encontrado con unas directrices para la cesión de espacios municipales, diseñadas por el área de Coordinación Territorial que dirige Nacho Murgui, que han tachado de "cobardes e insuficientes" frente al Estatuto para los Centros Sociales que plantea el Patio con otras redes.
(HABRÁ AMPLIACIÓN)