Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Parte de Italia a Gaza el primero de los dos veleros con mujeres activistas contra el bloqueo israelí

El primero de los dos veleros que componen la Flotilla de Mujeres Rumbo a Gaza, nueva iniciativa contra el bloqueo israelí, ha iniciado este martes desde Italia la travesía hacia la Franja de Gaza, territorio que debería alcanzar a primeros de octubre si Israel no se lo impide, como ha hecho con iniciativas similares en el pasado.
De hecho, la primera de estas flotillas que quiso alcanzar Gaza por mar en 2010 concluyó con el asalto al barco de bandera turca 'Mavi Marmara' por parte de las fuerzas armadas israelíes, y un balance de diez activistas turcos muertos.
En el barco Zaytouna-Oliva que ha salido del puerto siciliano de Messina viajan mujeres de 13 países, entre ellas la fotógrafa española Sandra Barrilaro, la premio Nobel de la paz norirlandesa Mairead Maguire, una diplomática estadounidense, diputadas de Nueva Zelanda, Suecia y Argelia, y una asesora parlamentaria israelí, entre otras.
Un segundo velero, en el que viaja la diputada de Unidos Podemos Rosana Pastor, se unirá próximamente al Zaytouna-Oliva en su rumbo hacia Gaza.
Antes de embarcar, la premio Nobel Mairead Maguire ha querido destacar que, aunque se suele decir que "el silencio es oro", en el caso de la "dramática situación" de los palestinos en Gaza "el silencio del mundo muestra una falta de liderazgo moral y ético de la comunidad internacional".
Leigh-Ann Naidoo, jugadora olímpica de voleibol sudafricana, siente que las sudafricanas entienden "la importancia de la solidaridad internacional para combatir los regímenes que practican la segregación".
Marama Davidson, representante maorí en el Parlamento de Nueva Zelanda, ha explicado que como indígena quiere estar junto a las mujeres de Gaza y "llamar la atención sobre la creciente crisis humanitaria que tiene lugar allí".
Para Yudit Ilany, ciudadana israelí que asesora a una diputada árabe en la Knesset, "el bloqueo a Gaza es un crimen contra la humanidad que se está cometiendo" en su nombre, por lo que considera que es su "deber protestar de todas las formas posibles", según declaraciones recogidas en un comunicado de la iniciativa Rumbo a Gaza.