Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlament reprueba a Pujol por ocultar dinero en Andorra con la oposición de CiU

Parlamento de CataluñaTwitter

El pleno del Parlament ha reprobado al expresidente de la Generalitat Jordi Pujol por "haber mantenido escondido de las autoridades tributarias correspondientes y por tanto sin tributar durante 34 años" fondos en Andorra, pese a la oposición de CiU.

En la votación de las conclusiones de la comisión sobre fraude, que se ha celebrado en la Cámara catalana en los últimos meses, todos los grupos parlamentarios han votado a favor de esta "imprescindible" reprobación, a excepción de CiU que ha votado en contra.
El Parlament también reclama al expresidente de la Generalitat --imputado en un juzgado de Barcelona junto a su mujer y varios hijos por el dinero ocultado-- que solicite levantar el secreto bancario sobre las cuentas que él y su familia han tenido en el extranjero.
Los diputado piden a Pujol que dé "explicaciones completas a la ciudadanía y a las autoridades fiscales y judiciales sobre todos los movimientos de estas cuentas para que se pueda determinar el ajuste a la legalidad", recoge otro de los puntos del dictamen aprobados.
Sin embargo, el Parlament, gracias a los votos en contra de CiU y ERC, ha rechazado la aprobación de un punto que sostiene que de la comparecencia del expresidente de la Generalitat, Artur Mas, se desprende que "tenía conocimiento de que su padre tenía dinero sin regularizar en Liechtenstein mientras él ejercía de conseller de la Generalitat".
Además, el apoyo de ERC ha conseguido que, sumados sus votos a los de CiU, no se haya aprobado un punto que alude a que las relaciones de amistad del hijo mayor del expresident, Jordi Pujol Ferrusola, y cargos del Govern durante la etapa Pujol y también bajo la presidencia de Mas "pueden haber sido aprovechadas para generar negocios bajo el amparo de los más altos cargos del Govern".
Reprobación a Camacho
El Parlament también ha aprobado reprochar "la actitud de opacidad" de la líder del PP, Alícia Sánchez-Camacho, en relación al caso de La Camarga por haber hecho afirmaciones contradictores en sede judicial y parlamentaria, y además a reprobado la gestión del excalcalde de Sabadell (Barcelona) Manuel Bustos por una manera de gobernar que favorece el abuso de poder.
En sus intervenciones, todos los grupos con excepción de CiU han cargado contra el expresidente Pujol: "El pujolismo como sistema de poder confundió en país con una empresa", ha sostenido la diputada de la CUP Isabel Vallet.
Santi Rodríguez (PP) ha considerado que de ética y de moral Pujol no podrá hablar nunca más, mientras que Carlos Carrizosa (C's) ha lamentado "la 'omertá' y el silencio" en Cataluña durante los 23 años del Govern de Pujol.
Oriol Amorós (ERC) cree demostrado que buena parte de su entorno familiar hizo negocios con el entorno de poder y Jordi Terradas (PSC) ha lamentado que los Pujol no hayan entregado ninguna prueba para avalar su versión de que la fortuna tiene su origen en un legado familiar.
Defensa de CiU
Marc Vidal (ICV-EUiA) ha centrado sus críticas en reprochar a CiU que en sus conclusiones sobre la comisión de fraude no hayan dicho "ni una palabra" sobre Pujol.
David Bonvehí (CiU) ha reducido la ocultación de fondos de Pujol a un error privado y reconoce que al partido le supo mal la noticia pero ha destacado sus valores y su "obra de gobierno que ha llevado a Cataluña donde está hoy".
No es la primera vez que el Parlament reprueba a Pujol, pues ya lo hizo en un debate de política general en septiembre de 2014, dos meses después de su confesión.