Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Parlamento vasco volverá a buscar esta legislatura el consenso necesario para fijar el Día de Euskadi

EH Bildu propone que sea el Día del Euskera, pero solo cuenta con el apoyo de Podemos, mientras que PNV,PSE y PP proponen otras fechas
El Parlamento vasco ha aprobado este jueves volver a debatir esta legislatura la fecha para conmemorar el Día de Euskadi, después de que EH Bildu haya llevado a la Cámara su propuesta para que el 3 de diciembre, Día del Euskera, se reconozca como fiesta oficial y laboral, iniciativa que partía con el rechazo de PNV, PSE y PP, mientras que Elkarrekin Podemos se ha mostrado a favor.
En el debate inicial los grupos han mostrado ya sus diferencias, aunque todos ellos han mostrado su disposición a debatir una fecha, ya que Euskadi es la única comunidad autónoma sin día oficial.
En el año 2010 el Parlamento vasco aprobó una Ley que fijó el 25 de octubre, fecha de aprobación del Estatuto de Gernika, como Día de Euskadi. Sin embargo, esta festividad solo se celebró en los años 2011 y 2012, con Patxi López (PSE) como lehendakari.
En noviembre del año 2013, la Cámara derogó la Ley y Euskadi dejó de tener fiesta oficial. En 2016 el Gobierno vasco celebró el 7 de octubre el 80 aniversario de la constitución del primer Gobierno vasco y fue festivo laboral en la Comunidad Autónoma Vasca.
Ante esta situación, la coalición abertzale ha retomado su iniciativa de la pasada legislatura para declarar Día Internacional del Euskera --el 3 de diciembre-- como Día de Euskadi, al considerar el euskera es "símbolo de unión de la ciudadanía vasca".
En el turno de defensa de la proposición de ley, el parlamentario de EH Bildu Peio Urizar ha destacado que es consciente de que la sociedad vasca es "plural, diversa, cada uno tiene su propia realidad creada por su entorno", pero ha señalado que, "por encima de estas diferencias, existe un patrimonio cultural común como es el euskera".
También ha recordado que la lengua vasca "ha sufrido muchas amenazas" y "aunque ahora ya no está en esa situación, necesita ser protegida para llegar a ser normalizada". "El euskera tiene que ser mantenido, cuidado y eso nos corresponde a nosotros", ha señalado antes de subrayar que quieren "sacar el euskera de la lista de especies amenazadas".
En este mismo sentido, el parlamentario de Elkarrekin Podemos Lander Martínez ha expresado su respaldo a la tramitación de esta Ley porque cree que "ya es hora de que se deje de lado el juego político y la actitud partidista" con el Día de Euskadi.
"El euskera necesita nuestra ayuda y está en nuestras manos que en el futuro Euskal Herria sea euskaldun. El euskera precisa de reivindicación y convertir el Día del Euskera en festivo puede ser forma de dar impulso a la lengua", ha indicado.
El Consejo de Gobierno emitió el pasado 27 de diciembre su criterio favorable a tomar en consideración de la proposición de ley de la coalición abertzale porque considera que la Cámara autonómica es el foro adecuado para que se celebre este debate.
No obstante, desde el PNV, Joseba Egibar ha denunciado que esta iniciativa "busca dejar de lado" a los jetzales "y crear cierta incomodidad" en su formación, ya que, a pesar de que esta propuesta "debe ser compartida con el resto de grupos parlamentarios, con el grupo más grande no se ha cruzado una sola palabra sobre este tema".
Egibar ha defendido que "la lengua es el corazón de un pueblo", pero ha señalado que un pueblo es "algo más". Tras insistir en que están dispuestos a debatir, ha advertido de que para el PNV el día de Euskadi "siempre ha sido, es y será" el Aberri Eguna (Día de la Patria Vasca) porque "Euskadi no es un acrónimo --Comunidad Autónoma Vasca---, es algo más".
El parlamentario del PSE Eneko Andueza, por su parte, ha criticado que hacer coincidir el Día del euskera con el Día de Euskadi hace un "flaco favor a la lengua vasca", ya que "quitaría fuerza" a la primera celebración y, aunque ha reconocido que el euskera es parte de la cultura vasca, "no es el todo".
Por ello, se ha mostrado dispuesto a encontrar un "nexo que nos una a todos" y ha recordado los trabajos que se van a llevar a cabo esta legislatura para pactar un Nuevo Estatuto de Autonomía, "proceso que debería de acabar en referéndum para que la ciudadanía respalde y apruebe el esfuerzo de pacto y diálogo que seamos capaces de elaborar entre nosotros". "Éste puede ser un extraordinario motivo para celebrar la unión, el nexo de lo que nos une", ha sugerido.
Hasta que se acuerde esta nueva fecha, ha apostado por "seguir celebrando y marcando el rojo, aunque no sea una fiesta oficial en el calendario, el recuerdo de la primera vez que los vascos nos pusimos a colaborar", la fecha de celebración del Estatuto actual.
Desde el PP, Borja Sémper ha defendido que su formación no está en contra de la tramitación de la Ley, pero ha recordado que se trata de un debate "del desencuentro", de carácter político, pero basado en la diferencia de opiniones sobre los símbolos que representan a los vascos.
Tras destacar que el euskera es "la mayor de las singularidades que podemos ofrecer al mundo, motivo de unión y celebración porque es patrimonio de los que lo hablan y de los que no", ha puesto en valor también el Estatuto de Autonomía vasco que por ser "punto de encuentro en esta sociedad heterogénea, diversa, plural, y también enfrentada en política, símbolos y sentimientos".
"El Estatuto consigue un punto de encuentro y entendimiento entre todos los vascos", ha insistido, para defender que el 25 de octubre siga siendo el Día de Euskadi.