Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Parlamento Vasco, con la ausencia de PSE y PP, reconoce la labor de Atutxa en defensa de la autonomía de la Cámara

El expresidente del Legislativo critica la reacción de Catalá ante la condena a España por no garantizarle un juicio justo
El Parlamento Vasco, con la ausencia del PSE-EE y el PP, ha celebrado este martes un acto de "reconocimiento" al expresidente de la Cámara, Juan María Atutxa, por su defensa de la "soberanía" de la institución al negarse a disolver el grupo Sozialista Abertzaleak tras la ilegalización de Batasuna en 2003.
El homenaje se ha desarrollado apenas dos semanas después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condenara a España por la decisión del Tribunal Supremo de inhabilitar a Atutxa, así como a los parlamentarios Gorka Knorr y Kontxi Bilbao, por su rechazo a la disolución del grupo Sozialista Abertzaleak.
El TEDH ha constatado que Atutxa, Bilbao y Knorr vieron vulnerado su derecho a un juicio equitativo cuando fueron condenados por el Tribunal Supremo en abril de 2008.
El acto celebrado este martes en el Parlamento Vasco ha contado con la presencia de representantes de todos los partidos de la Cámara salvo el PSE-EE y el PP. La ceremonia, presidida por la actual presidenta de la Cámara, Bakartxo Tejeria, también ha contado con la presencia de antiguos mandatarios de la Mesa del Parlamento, como Izaskun Bilbao y Juan José Pujana.
En el acto han tomado la palabra Tejería y los propios Atutxa, Bilbao y Knorr. El expresidente del Parlamento autonómico ha reconocido que en los últimos años ha sufrido un "pequeño calvario" debido a la condena e inhabilitación decretada en su día por el Tribunal Supremo.
"DIGNIDAD Y LEGITIMIDAD"
No obstante, ha asegurado que "hoy volvería a hacer lo mismo" que en 2003. Atutxa ha destacado que, al negarse a aceptar el mandato judicial de disolver el grupo parlamentario de Sozialista Abertzaleak, actuó "en defensa de la dignidad, la legitimidad, la soberanía y la inviolabilidad" del Parlamento Vasco.
El expresidente del Parlamento ha respondido a quienes defienden que la sentencia del TEDH no afecta al "fondo" de la condena que le impuso el Tribunal Supremo, y ha recordado que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco les absolvió "en dos ocasiones" tanto a él, como a Bilbao y Knorr.
Además, ha subrayado que la sentencia del Supremo contó con cinco votos particulares discrepantes, y que se dictó con la única acusación de Manos Limpìas, al que -en referencia a las supuestas tramas de extorsión impulsadas desde este colectivo- ha definido como un "nido de corruptos".
También ha lamentado que, tras la sentencia del TEDH, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, "ni haya pestañeado" ante una condena al Estado español por vulnerar la normativa europea sobre derechos humanos. En todo caso, Atutxa se ha felicitado por el hecho de que, 14 años después de su condena, tanto el Parlamento Vasco como el conjunto de Euskadi sean "un poco más libres".
JUSTICIA "MANIPULADA"
En una línea similar, Kontxi Bilbao ha lamentado que ella y sus dos compañeros de Mesa han sufrido "en carne propia" las consecuencias de una Justicia "manipulada", que les impuso un "castigo ejemplar" por "defender" el Parlamento y el Estatuto de Autonomía de Gernika.
Knorr, por su parte, ha criticado la "caradura" del ministro de Justicia al afirmar que en la resolución del TEDH "no se ha entrado al fondo" del asunto, cuando -según ha recordado- el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ya les absolvió en dos ocasiones mediante pronunciamientos que "sí entraban" en la esencia del debate jurídico.
La actual presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejeria, ha afirmado que aunque es "imposible" reparar el daño sufrido por los tres exmiembros de la Mesa de la Cámara condenado por el Tribunal Supremo, la sentencia europea "restituye su dignidad".
"DESPROPÓSITO"
Tejería ha lamentado el "coste" personal y político que ha supuesto el "despropósito" cometido con Atutxa, Bilbao y Knorr, quienes -según ha dicho- fueron juzgados "por actuar en defensa de la soberanía de la Cámara y de la separación de poderes".
"Ante una clara invasión de competencias por parte de las instancias judiciales, defendisteis que la autoorganización de la Cámara sólo compete a los órganos de la misma", ha añadido.
Tejería ha mostrado el "agradecimiento y reconocimiento" a Atutxa, Bilbao y Knorr por su defensa de la "soberanía" del Parlamento. Además, ha mostrado su deseo de que no se vuelvan a producir procesos judiciales por "impulso político", dado que "los problemas políticos se resuelven por vías políticas, mediante el diálogo y la negociación; y no recurriendo a las vías judiciales".
EXPLICACIONES DEL PSE
El PSE ha explicado, a través de un comunicado, que su decisión de no acudir al acto celebrado este martes en el Parlamento se debe a que "no se han ofrecido razones del sentido" del mismo. Además, ha afirmado que este caso quedó "resuelto políticamente" en 2005, cuando la candidatura de Atutxa para volver a presidir la Cámara vasca fue sustituida por la de Izaskun Bilbao.
Los socialistas han afirmado que Atutxa, Bilbao y Knorr debían haber "cumplido" con el mandato judicial de disolver Sozialista Abertzaleak. No obstante, han subrayado que los reproches que dirige el TEDH a España por la falta de garantías judiciales "suficientes" en este proceso evidencian que se produjo una situación "gravísima".
De todas formas, y aun reconociendo el "alivio personal" que puede suponer el pronunciamiento de la Justicia europea, no ven "razones añadidas" para haber acudido a la recepción de este martes.