Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De Páramo (C's) avisa a Santamaría de que Junqueras "no es de fiar"

El secretario de Comunicación de C's, Fernando de Páramo, ha alertado a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, de que el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, "no es de fiar", horas antes de que se reúnan este martes en Barcelona.
En rueda de prensa en el Parlament, ha subrayado que C's siempre ha defendido la necesidad de diálogo entre las administraciones, y que incluyeron esta demanda en los 150 puntos que pactaron con los populares para apoyar la investidura del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
"Pero ni Junqueras ni el presidente Puigdemont son de fiar. Con una mano piden la independencia y con la otra piden dinero para declararla, para financiar su delirio separatista", y ha reprochado al presidente del Govern su intención de ausentarse de la reunión de presidentes autonómicos prevista para 17 de enero.
Considera que, cuando el Ejecutivo catalán debe negociar mejoras en la financiación, servicios sociales e infraestructuras, dejan "la silla vacía", pero son los primeros para pedir la independencia, ha criticado.
Al preguntársele si cree que el Gobierno central no debería dar dinero a la Generalitat, ha incidido en la necesidad de diálogo entre ambas partes, y ha acusado a Junqueras de tener un doble discurso: "Dice una cosa en Madrid y otra distinta en Catalunya. No habla de reformas sino de independencia".
También ha criticado que el proyecto del Govern de Carles Puigdemont, cuya investidura cumple un año este martes, se haya circunscrito a la independencia y a un referéndum que, a su juicio, llevan defendiendo desde hace seis años.
Ha recordado que, durante el pasado ejercicio, el Ejecutivo catalán sólo ha conseguido que el Parlament aprobara una ley, y ha augurado un "invierno judicial" para el PDeCAT, que verá cómo miembros de la antigua CDC tienen que declarar en casos de corrupción.
Por eso, ha reiterado que se está al frente del "fin de ciclo de Convergència, y ante el 'game over' de Puigdemont y de un desafío que no lleva a ningún sitio".