Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy llamará a Sánchez esta semana: "Si quiere venir con Rivera, no lo voy a impedir"

Mariano RajoyEFE

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha adelantado que esta misma semana llamará por teléfono al líder del PSOE, Pedro Sánchez, para tener con él una "conversación privada", aunque ha añadido que "si quiere venir con su socio de hecho, el señor (Albert) Rivera" él no lo va a "impedir".

"Que venga con quien quiera, pero creo que una conversación privada, a dos, sería lo mejor", ha dicho, insistiendo en su empeño de recabar el apoyo del PSOE para un gobierno de 'gran coalición'.
En una entrevista en Cope, recogida por Europa Press, se ha mostrado muy duro tanto con Sánchez como con Albert Rivera. De hecho, se ha preguntado si el PSOE y Ciudadanos se presentarán juntos a las elecciones en caso de que no se pueda formar Gobierno y finalmente se convoquen para el 26 de junio. También ha dejado claro que "en este momento" él no se plantea dar un paso atrás, sino que querría volver a ser candidato.
Rajoy ha tachado de "fraude" que el líder socialista, Pedro Sánchez, presente presentarse ahora como el candidato con más respaldo en el Congreso, con un total de 130 escaños por la suma de los suyos y los de Ciudadanos. "Sería así si fueran juntos a las elecciones, a lo mejor si hay convocatoria electoral van juntos", ha apuntado.
Pero ha recalcado que ambos partidos "confrontaron" el 20D con programas diferentes y se ha preguntado si quienes votaron a Ciudadanos querían que su voto fuese para apoyar a Sánchez y también "la memoria histórica, el fin del concordato con la Santa Sede" o la supresión de las bonificaciones de las cotizaciones a la Seguridad Social.
"VOLUNTAD" DE SER EL CANDIDATO
Al ser preguntado si le han pedido que no sea el candidato desde su partido o desde las empresas del IBEX, e incluso si por generosidad daría un paso al lado: "La primera, si alguien de mi partido me ha planteado que yo no sea candidato: no; la segunda, si alguien del IBEX me ha ha planteado que yo no sea candidato: no".
A su juicio, esa última petición sería como si él dijera a "un presidente de un banco o de una compañía eléctrica" que tiene un "candidato distinto". "Eso no cabe en cabeza humana", ha apostillado. "Y la tercera, yo es algo que no me planteo en este momento", ha manifestado.
En este sentido, Rajoy ha dicho que si el PP "quiere", él tiene "voluntad" de presentarse a esas elecciones como candidato porque "se ha trabajado con mucha intensidad en circunstancias difíciles" y está rodeado de un grupo de personas que está "con ganas, ilusión y con fuerza" para consolidar la recuperación. Eso sí, ha dicho que espera que no se celebren finalmente elecciones en junio y haya un acuerdo.
NO SE ARREPIENTE DE DECLINAR LA PROPUESTA DEL REY
Además, el presidente del Gobierno en funciones ha asegurado que no se arrepiente de haber rechazado el ofrecimiento del Rey para ir al debate de investidura porque no contaba con los apoyos para ser investido. "Si hubiera tenido que hacerlo, lo volvería a hacer", ha indicado.
En este sentido, Rajoy ha recalcado que contaba con un "cien por cien de posibilidades de no ser elegido" y por tanto, no le parecía "serio" acudir al Congreso sin apoyos. En este momento, ha dicho que el monarca tiene la posibilidad de abrir un nuevo periodo de consultas y proponer o no a un candidato.
Es más, ha dicho que Felipe VI también tiene la posibilidad de ni siquiera abrir otra ronda de consultas. Y la tercera posibilidad es que si "alguien tiene o ha conseguido una mayoría" para ser elegido, puede ir al presidente de las Cortes para que se lo traslade al Rey, que será el que tendrá que decidir.