Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pablo Iglesias respeta que Sánchez quiera "caminar más despacio" pero avisa: "Los votantes sabrán juzgar"

Pide construir alianzas con el PSOE para configurar "un bloque histórico que esté a la altura de los desafíos"
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha defendido este miércoles la necesidad de llegar a acuerdos con el PSOE de Pedro Sánchez para hacer frente a las políticas del PP y sacar al presidente Mariano Rajoy de La Moncloa, aunque respeta que los socialistas quieran "caminar más despacio" respecto a éste objetivo. Eso sí, ha avisado que después serán los votantes quienes "juzguen" el comportamiento de cada uno.
Así lo ha asegurado en un desayuno informativo organizado por Europa Press, en el que Iglesias ha asegurado sin embargo que lo que le preocupa ahora no es sacar rédito electoral de esta situación sino trabajar para construir la "agenda de trabajo" conjunto que Sánchez y el acordaron crear en su reunión de este martes.
En esta misma línea, ha asegurado que tanto Sánchez como él no deben caer en la "equivocación" de asumir las tareas que tienen por delante "en clave de pugna por el liderazgo de la izquierda". "Tenemos la obligación de asumir los tres desafíos que suponen la corrupción, la estado social y democrático y la plurinacionalidad que no podemos afrontar solos", ha demandado.
"Para construir la respuesta a estos tres desafíos esto no lo podemos hacer nosotros solos. Necesitamos buscar alianzas amplias en lo político y lo social. Nuestro trabajo va a ser tratar de construir esas alianzas que configuren un bloque histórico que esté a la altura de los desafíos. Todo el mundo está invitado al cambio político", ha afirmado.
NO MIRARSE EL OMBLIGO
En este sentido, ha avisado a Sánchez de que si se dedican a "mirarse su propio ombligo" estarán fallando a sus respectivos votantes, que, a su juicio, "están deseando que pueda haber un acuerdo para afrontar estos tres desafíos".
"Los votantes sabrán juzgar cómo hemos actuado cada uno, pero nuestro objetivo es una agenda de trabajo", ha insistido, al tiempo que ha manifestado que esperan que esa "agenda de trabajo" se pueda traducir lo antes posible en sacar al PP de las instituciones porque "es una urgencia democrática".
Aún así, ha reconocido que son conscientes de que el PSOE no comparte con Podemos "muchas cosas" y que quizás "quieran caminar más despacio". Por ello, desde el partido morado van a respetar esos tiempos y centrarse en la necesidad de avanzar en el trabajo parlamentario conjunto, aunque sin perder de vista ese objetivo de echar al PP.
(HABRÁ AMPLIACIÓN)