Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pablo Iglesias insta al PSOE a derribar juntos a Rajoy con una moción de censura

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha emplazado este jueves al PSOE a unir fuerzas para derribar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con una moción de censura en el Congreso de los Diputados.
Así lo ha anunciado el líder de Podemos en rueda de prensa, donde ha apuntado que, con la acumulación de casos de corrupción que asolan el PP, "España está viviendo un estado de excepción democrático", con el "saqueo" de las administraciones públicas y con un "comportamiento parásito de las instituciones" por parte del PP.
"Sacar al PP de las instituciones es una necesidad", ha dicho Iglesias en un intervención de tres minutos, en la que estaba arropado por su grupo parlamentario.
En ese contexto, ha anunciado que abrirá una ronda de contactos con las demás fuerzas parlamentarias de la oposición para presentar una moción de censura que derribe al Gobierno de Mariano Rajoy. Hay que "armar una moción de censura que presente una alternativa al PP”, ha sentenciado.
Irene Montero, portavoz parlamentaria de Podemos, ha dicho en la misma rueda de prensa que es “una obligación ética y moral que demanda de forma creciente la ciudadanía”.
La respuesta del PSOE
El portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando, ha rechazada dar apoyo a la moción y ha acusado de "mala fe" y de "irresponsabilidad" a Pabo Iglesias al entender que estos "fuegos artificiales" lo que hacen es "deteriorar" a la oposición.
Para Antonio Hernando, la rueda de prensa de Pablo Iglesias es "idéntica" a la de hace un año, cuando salió de ver al Rey y habló de ministros para un Gobierno con el PSOE, para luego acabar votando en contra de un candidato del PSOE (Pedro Sànchez). "Entonces hubo mala fe, falta de rigor, y hoy se repìte", sostiene.
La Constitución de 1978 establece que una moción de censura tiene que ser propuesta al menos por la décima parte de los diputados, esto es, por 35 parlamentarios, y ha de incluir un candidato a la Presidencia del Gobierno.
Otras mociones en la democracia fueron rechazadas
Durante la reciente etapa democrática se han presentado dos mociones de censura y ambas han sido rechazadas: En 1980, el PSOE presentó una contra Adolfo Suárez pero el candidato, Felipe González, no recibió el aval de la Cámara, y en 1987, Alianza Popular, con Antonio Hernández Mancha como aspirante, hizo lo propio contra González, pero tampoco salió adelante.