Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pablo Iglesias abre con Bildu las reuniones políticas para la moción de censura y dice que el encuentro "ha ido bien"

Bildu avisa que sólo apoyará la moción si se garantiza respeto a los derechos políticos de Euskadi
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha abierto este miércoles con EH Bildu su ronda de reuniones con formaciones políticas para presentar una moción de censura contra el presidente Mariano Rajoy y, según ha explicado, el encuentro "ha ido bien".
La coalición abertzale, por su parte, ha avisado de que sólo apoyará esa moción de censura si va acompañada de un programa alternativo que "respete los derechos políticos y sociales de la ciudadanía vasca".
Así lo ha asegurado la portavoz de EH Bildu en el Congreso, Marian Beitialarrangoitia, tras reunirse junto con su compañero Oskar Matute con Iglesias, la portavoz parlamentaria de Unidos, Irene Montero y el portavoz de En Marea Antón Gómez Reino.
Bildu ha sido la primera formación con representación en la Cámara Baja que se ha reunido con el partido morado dentro de la ronda de contactos abierta por Podemos para buscar apoyos a la moción de censura que anunció la semana pasada y que ya han rechazado tanto el PSOE como Ciudadanos.
SE REUNIRÁ CON MÁS PARTIDOS
Tras la cita, Iglesias se ha limitado a señalar en los pasillos del Congreso que el encuentro "ha ido bien" y que tienen intención de reunirse con más grupos parlamentarios para exponerles por qué consideran necesario impulsar este mecanismo para echar del Gobierno a un PP que, a su juicio, está "parasitando las instituciones".
Desde EH Bildu, su portavoz ha dejado claro que la coalición hará "todo lo que esté en su mano para que el PP deje de gobernar en el Estado español". Por eso se ha mostrado dispuesta a apoyar la moción de censura, "siempre y cuando" se sustente en "una alternativa de gobierno que sin, ningún genero de dudas, respete los derechos sociales y políticos de la ciudadanía vasca".
Según ha comentado, ni Iglesias y ni el resto de interlocutores de Unidos Podemos les han dicho "en ningún momento que no les parezca lógica y aceptable" su condición, en la medida en que ellos defienden un Estado plurinacional.
¿Y EL CANDIDATO?
Eso sí, ha incidido en que todavía "queda un camino por recorrer", porque Unidos Podemos tiene que hablar con el resto de partidos y hay que ver cómo se concreta la iniciativa. Además, ha preferido no avanzar quién, desde su punto de vista, debería proponerse como candidato alternativo en esa moción de censura, alegando que se debate debe hacerse con discreción y no ante los medios.
A su juicio, debe ser el partido morado el que valore si, aunque no logre apoyos para sacarla adelante, debe materializarse para que todos se "retraten" y quede claro si "hay ganas de cambiar este sistema corrupto". Además, ha apuntado que si "no se puede materializar esa mayoría que pida un cambio real en el Congreso" se confirmaría que, como mantiene EH Bildu, "no hay una posibilidad real de democratización de España".