Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pablo Casado reivindica el legado de Aguirre en Madrid pero no entra en si será candidato para los comicios municipales

El vicesecretario general de Comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, he dicho este martes que el Partido Popular tiene que recuperar la plaza del Ayuntamiento de Madrid y que sea quien sea el próximo alcalde, "será gracias a la labor de oposición que ha hecho Esperanza Aguirre".
Casado, que no ha confirmado ni desmentido que sea el próximo candidato para las elecciones municipales en Madrid, ha apuntado que para liderar la capital hay muchos perfiles, "tanto parlamentarios como de personas que sean conocidas dentro del partido".
En una entrevista con esRadio, recogida por Europa Press, ha defendido el trabajo que esta llevando a cabo el portavoz del PP en el consistorio madrileño, Jose Luís Martínez-Almeida. "Me llevo muy bien con él, es un tipo estupendo y con las ideas muy clars", ha añadido.
En cuanto a las primarias del PSOE, Casado ha opinado que este tipo de procesos "últimamente no están haciendo mucho bien a los partidos ni a los países", como en el caso de Francia con Benoit Hamon, el candidato socialista.
Para Casado, el ex secretario general y candidato a liderar el PSOE, Pedro Sánchez, "ejemplifica lo que no conviene al votante socialista". Tras ver el debate, el 'popular' cree que "electoralmente" el PSOE no representa un riesgo para el PP.
Con todo, si cree que pueda haber un peligro para la estabilidad democrática que no exista un partido "socialdemócrata moderado" que sea "una alternativa" al espacio electoral que representa en España el PP.
A su juicio, el PSOE ha ocupado hasta momento ese espacio de centro izquierda, y ahora toca ver cual es el que "quiere jugar Ciudadanos". "El riesgo del sistema español es que, en ausencia del PSOE, la izquierda vote más a podemos. Eso no conviene ni como alternativa de oposición", ha opinado.