Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE acusa a Puigdemont de "dejación de responsabilidades" al no ir a la Conferencia de Presidentes

El PSOE ha criticado este miércoles la "dejación de responsabilidades" del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, por no haber acudido este martes en Madrid a la reunión de la Conferencia de Presidentes y lo ha considerado un "error terrible".
En rueda de prenda, el portavoz de la comisión gestora del PSOE, Mario Jiménez, ha manifestado que en esa reunión, a la que no asistieron ni Puigdemont ni el lehendakari vasco, Íñigo Urkullu, tenían que haber estado todos los presidentes de la comunidades porque se abordaban asuntos de vital importancia.
Para Mario Jiménez, el hecho de que Puigdemont no haya acudido a una reunión en la que se iba a debatir, entre otras cosas, el futuro del modelo de financiación es una "dejación de responsabilidades y una renuncia a sus obligaciones, absolutamente intolerable".
Ha añadido que el presidente catalán tenía que haber acudido a defender aquello que cree que es mejor para el interés general de su comunidad .
"No asistiendo está incumpliendo con su obligación y se está terminando de asumir criterios y planteamientos de otros, porque alguien ha renunciado a exponer los que puedan ser de interés para Catalunya, según ha apuntado Jiménez, para quien Puigdemont ha cometido un "error terrible".
Para Jiménez, no se es un buen presidente de comunidad "ausentándose de aquellos espacios en los que se tiene que estar para defender los interés generales de los catalanes".
"Hoy es menos Gobierno de Cataluña el gobierno que preside Puigdemont porque no acudió ayer a cumplir con sus obligaciones y a defender los intereses de la ciudadanía catalana", según ha sentenciado Mario Jiménez, para quien ese gobierno ha perdido "absolutamente la centralidad y las referencias institucionales".
Según ha recalcado, el actual Govern está "jugando en contra de los intereses de la ciudadanía de Cataluña".
En cuanto a la ausencia de Urkullu, se ha limitado a señalar que a Euskadi "las cuestiones vinculadas al modelo de financiación autonómica no le afectan".