Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE exige al Gobierno una subida del SMI del 8% para apoyar el objetivo de déficit

El PSOE ha exigido al Gobierno una subida del salario mínimo interprofesional (SMI) de un 8 por ciento para apoyar el objetivo de déficit para 2017, según ha anunciado el portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando.

"Se lo hemos dejado claro al Gobierno para apoyar el objetivo de déficit y el objetivo de deuda. Estamos dispuestos a que este país crezca y a ayudar siempre y cuando se den determinados requisitos", ha dicho en una entrevista en Cope, apenas unas horas antes de que el Ejecutivo debata el techo de gasto para 2017 con los gobiernos autonómicos.
A su modo de ver, la subida del SMI que propone el PSOE "es una cifra proporcionada" y la ve necesaria para "estimular la economía". Además, ha añadido que "por cada cinco puntos de subida del SMI también mejoran las ingresos a la Seguridad Social", que tiene un déficit de 18.300 millones según apuntó Hernando.
El portavoz socialista ha remarcado que el SMI, en los próximos años, "tiene que situarse en la media del salario mínimo de la Unión Europea". Asimismo, Hernando ha dicho que el Gobierno tiene que aceptar otros planteamientos como que el déficit de las CCAA sea de al menos 0.6 % y flexibilizar el gasto de los ayuntamientos que tienen superávit.
No obstante, ha avisado que el PSOE va a esperar a lo que pase esta tarde en el Consejo de Política Fiscal y Financiera y como resultado de todas las negociaciones que se están realizando, decidirán si apoyan o no el objetivo de déficit y de deuda.
Con todo, Hernando ha adelantado que aunque el PSOE apoye el objetivo de déficit y de deuda si el Gobierno sube el SMI en al menos un 8%, no lo hará con el techo de gasto ni con los Presupuestos Generales del Estado. En cuanto a las cuentas para 2017, ha dicho que aunque no las conoce, se acoge a "la experiencia de los últimos años": "Han sido restricitivos en todos los capítulos".
"Estamos dispuestos a hacer un esfuerzo, pero no por racanería política sino porque creemos que eso es bueno que lo apoyemos y lo otro es negativo que lo apoyemos", ha opinado.
Por otro lado, Hernando también se ha referido a su "interinidad" como portavoz parlamentario y ha dicho que "está dispuesto a dar un paso atrás" cuando la dirección del PSOE se lo pida. No obstante, ha remarcado que si es portavoz del grupo socialista en el Congreso es porque el partido se lo pidió.
"Intento hacer las cosas lo mejor que puedo. Intento no ser protagonista, lo intento permanentemente; sino que sean las políticas, las medidas y las leyes las que protagonicen la actividad cotidiana del grupo parlamentario socialista y a partir de ahí, que cada cuál saque sus conclusiones y haga sus juicios de valor", ha añadido.