Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El temor a un batacazo electoral en Madrid lleva a Ferraz a apartar a Tomás Gómez

Tomás Gómezcuatro.com

La alarma ante un posible descalabro del PSM en la Comunidad de Madrid ha llevado a la dirección federal que lidera Pedro Sánchez a apartar a Tomás Gómez, una decisión en la que también ha pesado el temor a que los asuntos jurídicos que rodean al partido en Madrid puedan tener una nueva vuelta de tuerca cuando ya no haya margen de maniobra para elegir a otro candidato.

"Hay que ganar Madrid", ha sido uno de los argumentos que más se han repetido en la reunión que la Comisión Permanente de la Ejecutiva Federal ha celebrado este miércoles en Ferraz, cuando ya había saltado a los medios la decisión de apartar a Gómez, según han informado a Europa Press varios de los asistentes.
La mayoría de los dirigentes de la Ejecutiva han apoyado al secretario general, Pedro Sánchez , y sólo ha habido tres voces críticas: la del secretario de Movimientos y presidente del PSM, Pedro Zerolo; la secretaria de Inmigración, Eva Matarín, y la de Relaciones Internacionales, Carme Chacón.
El resto de intervenciones han apoyado la decisión y los argumentos que ha expuesto el secretario de Organización. Muchos de ellos han insistido en la importancia de obtener un buen resultado electoral y han defendido que "se puede" ganar, aunque para ello es necesario nombrar a otro candidato.
Según las fuentes consultadas, en la reunión a puerta cerrada no se ha hablado de nombres. Sí se ha insistido en que las opciones con Tomás Gómez al frente de la lista son más limitadas, aunque se ha admitido que la decisión de apartarle es "dolorosa".
Fuentes socialistas consultadas por Europa Press han asegurado que los sondeos internos preveían un resultado electoral muy malo para el PSM, incluso por debajo de Ciudadanos, según algunas encuestas. La responsabilidad de Gómez se pone ya de manifiesto, apuntan algunos, cuando se comparan sus expectativas con las del candidato al Ayuntamiento, Antonio Miguel Carmona, con mejores resultados.
La dirección socialista cree que la deriva en el PSM --que en los últimos años ha sufrido una "auténtica sangría" de militantes-- podría ir incluso a peor y, según algunas fuentes, existe el temor a que algunos de los casos abiertos que afectan al partido pudiera tener un nuevo episodio.
Y es que el PSM, desde que está liderado por Tomás Gómez, ha ido sacando los peores resultados de su historia en cada una de las citas electorales que se venían celebrando, las últimas en las pasadas europeas.
No se habla de responsabilidad pena, sí política
En ningún caso se ha hablado de responsabilidades penales de Tomás Gómez, de cuya honorabilidad ha asegurado el secretario de Organización que no se duda, sino de responsabilidades políticas, para las que el Código Ético del partido ha puesto un listón alto. Se trata, apuntaba una dirigente de la Ejecutiva, de apartar "una sombra" que el PSOE no se podía "permitir" en un momento en el que quiere "recuperar la credibilidad con los ciudadanos".
La decisión se venía gestando en los últimos días y ayer el secretario general del PSOE convocó a Tomás Gómez para una reunión en Ferraz, a la que el líder del PSM no ha acudido, según fuentes de la dirección. En esta tesitura, Sánchez ha optado por llamarle y comunicarle su decisión por teléfono.
Sin embargo, Gómez ha asegurado en una rueda de prensa que se ha enterado de su suspensión por los medios de comunicación, aunque después ha reconocido esa llamada telefónica, que, según las fuentes consultadas, se ha producido en un ambiente "muy tenso" entre ambos dirigentes.
Aunque el líder del PSM ha asegurado que dará la batalla y ha afirmado que irá incluso a los tribunales si es necesario, Ferraz insiste en que la decisión es irrevocable y considera además que el pulso de Gómez tiene pocos visos de prosperar, porque su decisión tiene fuerza jurídica.
Consultas con los 'barones'
Según fuentes de la dirección, el secretario general del PSOE ha contactado con los dirigentes territoriales. Cuando se ha hecho pública su decisión no había hablado personalmente con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, aunque fuentes de Ferraz han asegurado que estaba informada.
Preguntada por este asunto, Díaz ha rehúsado pronunciarse, porque, según ha dicho, no disponía de información. "No me parecería correcto hacerlo", según ha apuntado. Por su parte, Tomás Gómez ha asegurado que "bastantes" dirigentes de otras federaciones no compartían la decisión de Sánchez.