Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE aprueba listas y programas en el primer Comité Federal con Sánchez y Díaz

El Comité Federal del PSOE reunido en FerrazEFE

El PSOE aprobará las listas y programas electorales para las próximas elecciones autonómicas y municipales, en el que será el primer Comité Federal de Pedro Sánchez y Susana Díaz juntos.  La Ejecutiva tiene la intención de centrarse en las elecciones y dejar a un lado cualquier debate sobre primarias. Los posibles pactos electorales que podría hacer el partido se tratará en el proximo Comité de junio.

El PSOE aprobará los programas y las listas para las elecciones autonómicas y municipales del próximo mes de mayo, en el primer Comité Federal de la etapa de Pedro Sánchez al que asistirá la secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz. El domingo se hará la segunda reunión del máximo órgano de los socialistas entre congresos desde que Pedro Sánchez es líder del partido. La primera fue en septiembre y tenía como objetivo aprobar el reglamento de primarias y un nuevo calendario, tras los cambios en la cúpula del PSOE.
Ese día, que no contó con la presencia de la presidenta de la Junta de Andalucía, Sánchez fijó para julio de 2015 la consulta a militantes y simpatizantes que elija el cartel electoral de las generales y confirmó a sus compañeros que se presentará a esta carrera y no se prevé que se hable de primarias. A dos meses de los comicios de mayo la dirección del PSOE y el partido en su conjunto quiere centrarse en las citas autonómicas y municipales.
Tampoco se espera que se entre en la discusión sobre los pactos postelectorales, un tema que ya causó cierta fricción en el primer Comité Federal. En septiembre, Sánchez negó pactos con el partido de Pablo Iglesias al que entonces se refería hablando únicamente de "populismos", pero los socialistas andaluces advirtieron de que era pronto para hablar de pactos postelectorales, como después apuntaron algunos dirigentes territoriales.
El resultado de las elecciones andaluzas ha permitido al PSOE aplazar este debate, ya que Susana Díaz ha obtenido un resultado con el que podrá gobernar en solitario, como ha dicho que desea hacer, si supera el trámite de la investidura, para lo que todavía no cuenta con apoyos claros.
Los pactos, para junio
El PSOE espera sentar los criterios sobre los pactos postelectorales en un Comité Federal en el mes de junio, pasada la cita con las urnas de mayo, que probablemente dé pie a situaciones muy diversas. Aunque el Comité Federal tiene la última palabra en este asunto, fuentes socialistas recuerdan que el PSOE siempre ha dado libertad a sus federaciones para plantear las mayorías que consideran que más benefician a sus ciudadanos.
Pero ahora, los socialistas no quieren distraerse del objetivo de obtener el mejor resultado posible en mayo. El pasado lunes, un día después de la victoria andaluza, Sánchez subrayó que igual que había ocurrido en esa campaña, el PSOE será "una piña" para las elecciones de mayo.
De esta manera, esperan dejar atrás el ruido interno con el que comenzó el año el PSOE, en medio de rumores sobre las intenciones de Susana Díaz y las posibilidades de Pedro Sánchez de consolidar su liderazgo. Varios dirigentes del partido, consultados por Europa Press, coinciden en que las próximas semanas todos se van a volcar en las elecciones y no van a dar pábulo a debates internos.
El propio secretario general ha evitado en sus últimas comparecencias hablar de primarias y ha insistido en que lo que toca ahora son las elecciones de mayo. Eso sí, pocos dudan de que si el resultado de mayo es muy malo un escenario en el que no quieren situarse puede conducir a que surjan competidores en esas primarias.
 Los programas de los comicios
También aprobará los programas marco para estos comicios, tanto a nivel autonómico como municipal, con los que los socialistas aspiran a recuperar la confianza de los ciudadanos. Para ello, apuestan por medidas de "democracia radical" y por transparencia total de su gestión. Para ello, pondrán en marcha portales en los que se podrán seguir todos los contratos de la Administración, así como las retribuciones de sus candidatos, que deberán informar de su patrimonio cuando lleguen y cuando dejen la política.
Además, y entre otras medidas, se comprometen a acabar con los desahucios, buscando alternativas a las ejecuciones hipotecarias, y, a nivel autonómico, se comprometen a crear un fondo para políticas activas de empleo para mayores de 45 años, que deberá contar con un volumen de recursos equivalente al 2% del Presupuestos de cada comunidad, hasta que la tasa de paro descienda del 15%.
También trasladan a sus programas sus medidas de regeneración democrática y de lucha contra la corrupción. Así, en su programa municipal aseguran que ningún "acusado" ni "procesado" irá en sus listas, cuyos miembros deberán suscribir el Código Ético que aprobó el partido el año pasado.
Además, se comprometen a impulsar planes de prevención de la corrupción y protocolos de actuación de los funcionarios, así como a impulsar cursos o sesiones informativas, al inicio de cada mandato, para promover buenas prácticas deontológicas que eviten o prevengan la corrupción y todo comportamiento público irregular. Y aseguran que instarán a la modificación de las normas jurídicas que sean necesarias para que los condenados por corrupción política no puedan obtener subvenciones, bonificaciones y ayudas de las administraciones públicas.