Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE asegura que no quiere "dinamitar" el sistema "como otros"

El secretario de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, ha subrayado que el proyecto "sincero" de reforma de la Constitución Española de su partido significa "mantener lo que ha funcionado bien y cambiar lo que ya no funciona", asegurando que el PSOE no apuesta, como hacen otras fuerzas políticas, "por dinamitar el sistema", sino por "renovar la Constitución para salvarla".

Así lo ha manifestado Pradas en rueda de prensa en Sevilla, donde ha lamentado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy , haya rechazado la reforma de la Carta Magna, algo que, para el socialista, supone "dar un portazo al diálogo", así como "dar la espalda no sólo al PSOE, sino al conjunto de la ciudadanía", toda vez que defiende que el sistema ha dado "los mejores años de nuestras vidas", si bien "hay cosas que hay reformarlas para que no muera como una estatua de piedra, como pretende el PP".
Es por ello que ha afirmado que el PSOE va a seguir haciendo "propuestas concretas" en relación a la reforma de la Constitución y va a transmitírselas al resto de fuerzas políticas, que, excepto el PP, "están todas de acuerdo en reconocer que la Carta Magna necesita cambios". "La única persona ciega en relación a ese tema es Rajoy", ha advertido Pradas, quien insiste en que van a explorar con el resto "cuál es el marco en el que queremos llegar a acuerdos".
En este sentido, el socialista ha querido dejar claro que, con su propuesta, "no ponen en duda la soberanía del pueblo español", puesto que su proposición para salir de la situación "enquistada" en la que se encuentra la sociedad catalana pasa por "una votación en la que puedan participar todos los españoles" en torno a una Constitución "moderna, renovada y con la que se pueda sentir a gusto todo el conjunto de los ciudadanos de España".
Además, la propuesta del PSOE para la reforma de la Carta Magna contempla la modificación del artículo 135, reformado en la última legislatura del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, encaminada a "rectificar iniciativas que se han hecho en otros momentos y corregir algunas cuestiones que se han producido en estos tiempos".
"En aquel momento enviamos un mensaje a los mercados para que estuvieran tranquilos con respecto a que España es un país solvente que devuelve sus deudas, si bien también hay que enviarle ahora un mensaje a la ciudadanía para decirles que cuando ellos estén mal el Estado va a responder y no les va a faltar un hospital o una educación para sus hijos", ha aseverado.
PIDE "CONSENSO" ANTES DE PRESENTAR PROPUESTA ARTICULADA
El secretario de Política Federal del PSOE ha apostado por "un consenso de partida" en cuanto al marco de lo que se quiere reformar, tras lo que plantearían su propuesta de reforma articulada de la Constitución.
No obstante, ha adelantado que una de las propuestas "claras" es que la reforma sirva para "blindar los derechos del Estado del Bienestar", y en este sentido, propone que sean considerados como derechos de la ciudadanía "una sanidad universal, una educación en igualdad y una garantía de los servicios sociales y de las pensiones de los ciudadanos".
Asimismo, apuesta por la regeneración democrática y por "actualizar la Constitución al tiempo que vinimos". "La sociedad clama más transparencia, que no existan privilegios para nadie en la Carta Magna, que aprovechemos los avances en materia de derechos civiles y adaptarla para que sea un auténtico cortafuegos contra la corrupción", agrega, al tiempo que indica que también hay que reformar el Título VIII de la Constitución para "avanzar hacia un sistema federal no sólo en su estructura territorial de distribución de competencias sino también de coordinación entre las distintas administraciones".
Y es que, a su juicio, "es en el Parlamento donde se tienen que hacer estas ofertas y no en los medios de comunicación", afirmado que, además, lo que el PSOE quiere es "que se clarifique muy definidamente cuáles son las competencias que son del Estado, de las comunidades autónomas y de los ayuntamientos para evitar duplicidades".